Categorías
Mac Tutoriales

Cuatro recursos para salir del salvapantallas sin reiniciar el Mac para cuando el ordenador parece querer estar de vacaciones

Claro que podemos reiniciar el Mac, pero si tenemos trabajo sin guardar estos son los recursos que querremos probar antes de apagar nuestra máquina.

Si bien el salvapantallas de nuestro Mac ya no es necesario para proteger la integridad de la pantalla frente a una imagen estática, muchos seguimos utilizándolo tanto por el colorido entretenimiento como por la seguridad de que nadie podrá acceder a nuestro ordenador durante nuestra ausencia. El tema está en que algunas, aunque raras, ocasiones, el salvapantallas de nuestro Mac se niega a desaparecer, por suerte tenemos varios recursos antes de tener que reiniciar el Mac.

Todo menos reiniciar, que tengo trabajo sin guardar

Como ya hemos dicho, el que el Mac se quede con el salvapantallas fijo es muy poco común. Un error que, además, puede solucionarse muy fácilmente simplemente reiniciándose el ordenador, pero esto es justamente lo que queremos evitar.

Tengamos presente que no todas las apps cuentan con autoguardado de la información, por lo que según qué actividad estuviéramos llevando a cabo antes del salvapantallas un reinicio puede representar repetir el trabajo. Afortunadamente, tenemos cuatro recursos que podemos probar antes de optar por un reinicio.

El primero de ellos es bajar la tapa. Si nos encontramos ante un MacBook lo mejor que podemos bajar es cerrar su tapa, esperar unos 20 segundos y volver a abrirla.

Otro recurso es bloquear la pantalla. Un simple toque en Comando (⌘) + Control (⌃) + Q y, tras esperar unos 20 segundos, un toque en cualquier tecla debería darnos paso a nuestro Mac.

El tercer recurso es poner al Mac en reposo. Esto lo haremos manteniendo presionado el botón de encendido durante un máximo de dos segundos. Atención aquí, porque si lo mantenemos presionado más tiempo el equipo se apagará. Tras salir del reposo el salvapantallas debería de desaparecer.

El último recurso es el cierre de la sesión. Presionando Comando (⌘) + Shift (⇧) + Q y a continuación Intro saldremos de la sesión actual. Si bien es cierto que este paso puede hacernos perder algo del progreso de trabajo siempre será menos que un reinicio. Tras iniciar sesión de nuevo el salvapantallas, en todo caso, habrá desaparecido.

A partir de aquí no nos queda más remedio que reiniciar el Mac. Lo haremos manteniendo presionado el botón de encendido durante unos 10 segundos. Un recurso que, en última instancia, nos permitirá seguir usando el Mac, pero que tiene, como ya hemos dicho, sus repercusiones.

Si bien esta situación es de lo más poco común, es bueno tener algunos recursos para ella. Así mismo, también es bueno que comprobemos regularmente si existen actualizaciones para nuestro ordenador. Al final, estos pequeños errores originados en el software se arreglan a través de las actualizaciones. Y si no, bueno, con estos tres pasos nos aseguraremos de que el Mac no se tome unas vacaciones cuando queremos trabajar con él.

Imagen | Quaritsch Photography