Categorías
AirPods Análisis

Kit de limpieza de AirPods de Belkin, análisis: la mejor forma de recuperar todo el sonido de nuestros auriculares

Recuperar la calidad y fuerza del sonido de nuestros AirPods es fácil, pero requiere el equipamiento apropiado. Justo como el que nos ofrece el Kit de limpieza de AirPods de Belkin.

Como el resto de dispositivos de Apple, mantener nuestros AirPods limpios es de vital importancia. Por su propia naturaleza los auriculares tienden a ensuciarse un poco más que otros dispositivos. Quizá también es por qué, si bien limpiar un iPhone es tan sencillo como pasarle un trapito, limpiar unos AirPods, requiere un poco más de dedicación.

De todas formas, limpiar el exterior de unos AirPods es coser y cantar si lo comparamos con la posible necesidad de limpiar la parte interior. Con el tiempo y el uso, pequeñas partículas de cera y polvo, pueden introducirse a través de la rejilla de los auriculares y disminuir el volumen y la calidad del sonido que producen. Aquí es donde entra el Kit de limpieza de AirPods de Belkin (disponible en Amazon), la mejor forma de recuperar todo el sonido de nuestros auriculares.

Los AirPods como nuevos en menos de cinco minutos

El kit en sí —igual que otros productos de Belkin, como el Soporte de iPhone con MagSafe— es bastante intuitivo. Nada más abrirlo vemos cuatro herramientas, así como unas breves instrucciones en una serie de ilustraciones. Lo primero que Belkin nos proporciona es un paño de microfibra con el que, además de poder apoyar los AirPods cómodamente para trabajar, podemos limpiar la parte exterior de los auriculares. La clave del kit, pero, está en su líquido disolvente para la cera.

Una vez hemos colocado nuestros AirPods de primera, segunda o tercera generación en una superficie plana, aplicamos dos gotitas de disolvente dentro del auricular. Pasado un minuto retiramos el exceso de líquido y utilizamos el cepillo para frotar con cuidado la superficie. Este cepillo está diseñado para que sus púas, cortas y delgadas, se induzcan muy ligeramente en la rejilla del auricular para retirar la cera. De todas formas, y como precaución —más sabiendo que siempre podríamos repetir el proceso de limpieza si los resultados no fueran los que esperamos—, no tratemos de profundizar en el auricular, sino de limpiar más superficialmente.

De la limpieza más profunda ya se ocupa un gel específico que, de hecho, es clave para conseguir retirar incluso a la sociedad más adherida. Con una textura gelatinosa, algo más líquido líquida que el conocido Blue Tack, este gel pegajoso tiene la suficiente flexibilidad como para cubrir toda la rejilla de protección del altavoz y, al mismo tiempo, la suficiente elasticidad como para no romperse.

Antes de empezar a usarla, eso sí, es importante que la amasemos bien, también para calentarla ligeramente, y darle la flexibilidad que estamos comentando. Hecho esto simplemente presionamos parte de ella contra la apertura de los auriculares. Una presión suave. Sin rotar, ni frotar mientras, sucesivamente cambiamos la región que estamos pegando en los AirPods para que la parte sucia del gel no vuelva a entrar en los auriculares.

Y con ello damos por concluida nuestra labor. Solo nos queda acabar de limpiar la parte exterior de los auriculares, nuestras manos y comprobar su funcionamiento.

Tras poder probar el kit, hay varias cosas que debemos tener en cuenta. La primera es repetir que seamos conscientes de que podemos repetir el proceso más de una vez, por lo que no tratemos de forzar el procedimiento ni con más líquido, ni con más tiempo ni con las herramientas en sí. En el caso de unos auriculares realmente sucios, suele funcionar mejor repetir el proceso, incluso con una pausa de 15 o 20 minutos de espera entre una y otra repetición.

En mi experiencia, con una sola limpieza ya se recupera una buena parte del sonido, con dos o tres tienen que poder rescatarse incluso los auriculares más sucios. Decir, también, que si tras varios procesos de limpieza seguimos con menos potencia de volumen en un auricular respecto al otro, lo mejor es acudir directamente a Apple para un diagnóstico y una reparación.

Con todo, lo cierto es que la facilidad que nos da este kit de limpieza de los AirPods de Belkin para recuperar el buen funcionamiento de nuestros auriculares es destacable. Un proceso simple, fácil, claro y, sobre todo, seguro, que ha de dejar nuestros AirPods como nuevos.

En Hoy en Apple | Eve Energy, análisis: la mejor forma de empezar con la domótica HomeKit de nuestra casa