Categorías
iPhone Tutoriales

Contactos favoritos en el iPhone: qué son y cómo utilizarlos

Los contactos favoritos de nuestro iPhone disfrutan de varias ventajas a lo largo del sistema. Sí, podemos llamarle o escribirles más rápidamente, pero también sabemos que nunca se nos escapará una llamada suya. Repasemos todas las ventajas.

La cantidad de contactos que acabamos almacenando en nuestro iPhone con el paso del tiempo es más que considerable. De todos los que guardamos solo contactamos de forma regular con algunos. Desde amigos a familiares a personas con las que trabajamos estrechamente estos contactos son candidatos para convertirse en favoritos (y a que creemos un Memoji para ellos), lo que les confiere algunas ventajas y facilita nuestra organización.

Acceso rápido, pero también preferencia en notificaciones

Los contactos favoritos de nuestro iPhone cuentan con su propia pestaña dedicada en la app Teléfono. Desde ella podemos iniciar llamadas, videollamadas, mensajes o correos con un solo toque. Una ventaja importante cuando, al final del día, acabamos hablando varias veces con determinada persona.

Esta es una de las ventajas más visuales de los contactos favoritos, pero no la única. Sus llamadas, de forma predeterminada, no se silencian, por lo que siempre podremos saber cuando esa persona importante quiere hablar con nosotros. Las sugerencias de compartir, que usamos cuando estamos compartiendo contenido desde nuestro iPhone, muestran de forma más prominente las personas que están en este selecto grupo.

Estas son algunas de las ventajas más allá de mostrar una lista de contactos alternativa, más corta, más personal, por la que movernos más fácilmente. Vistas algunas de las ventajas veamos cómo añadir contactos a favoritos. Los pasos para ello son estos:

  1. Abrimos la app Teléfono en nuestro iPhone.
  2. Entramos en la pestaña Favoritos.
  3. Tocamos el + en la parte superior izquierda.
  4. Seleccionamos la persona que queremos añadir, si es necesario usamos el cuadro de búsqueda de la parte superior.
  5. Escogemos la forma de contacto: Mensajes, Llamar, Vídeo o Correo.
  6. Escogemos el número de teléfono o correo electrónico al que queremos escribir o llamar.

Como ya hemos dicho más arriba, en el paso cinco podemos decidir qué tipo de comunicación queremos establecer con una persona determinada. Así, además de llamar, podemos escribir mensajes o correos o iniciar videollamadas si esta es la forma con la que solemos comunicarnos con alguien. Además podemos añadir más de una forma de contacto simplemente repitiendo los pasos que acabamos de comentar, con lo que de cada contacto dispondremos de varias opciones.

Mientras recordamos cómo ver qué contactos tenemos bloqueados en nuestro iPhone o iPad, estaremos de acuerdo en que la configuración de los contactos favoritos en nuestro iPhone va más allá de un acceso directo. Llamadas que nunca pasaremos por alto, más visibilidad al compartir y una lista de contactos más manejable son solo algunas de las ventajas.