Categorías
iPhone Tutoriales

Cómo tomar ráfagas de fotos en nuestro iPhone para asegurarnos de capturar el momento justo

Gracias a un pequeño ajuste podremos tomar mucho más fácilmente cientos de fotos en pocos segundos. Genial para capturar justo el momento que queremos.

Las ráfagas de fotos que podemos tomar desde la app Cámara de nuestro iPhone nos ayudan a capturar el momento exacto que nos interesa. Así, a posteriori, podemos elegir exactamente cuáles de las decenas de fotos por segundo es la que queremos conservar.

Cientos de fotos en pocos segundos

El sistema para tomar ráfagas de fotos en la app Cámara cambió con el iPhone 11 y posteriores. Hay, además, varias formas de tomar esta colección rápida de imágenes. La más conocida es desplazar el botón de disparo hacia la parte izquierda de la pantalla. Veremos que aparece un recuento de las imágenes tomadas. Para dejar de disparar simplemente soltamos el botón.

Hay otra forma, sin embargo, menos conocida, pero muy práctica, que es utilizar los botones de volumen de nuestro iPhone. De forma predeterminada podemos sacar una foto o grabar un vídeo con los botones de volumen. Ambos se comportan igual que el botón del disparador: un solo toque para una foto, un toque sostenido para un vídeo.

A esta configuración podemos añadirle una tercera opción, la de tomar ráfagas de fotos, lo haremos así:

  1. Abrimos la app Ajustes en nuestro iPhone.
  2. Entramos en Cámara.
  3. Activamos Botón de subir volumen para ráfaga.

Haciéndolo así, tal como el nombre del ajuste indica, podremos mantener presionado el botón de subir el volumen para tomar una ráfaga de fotos rápida y fácilmente. Gracias a este ajuste podremos tomar, solo con los botones del volumen, lo siguiente:

  • Fotos: una pulsación en el botón de subir o bajar el volumen.
  • Vídeos: una pulsación sostenida en el botón de bajar el volumen.
  • Ráfagas: una pulsación sostenida en el botón de bajar el volumen.

Así tenemos los tres principales tipos de contenido a nuestra disposición sin tener siquiera que mirar la pantalla. Sí, puede que tengamos que acostumbrarnos en los primeros disparos, pero rápidamente nos haremos con un sistema que nos permitirá capturar el momento justo de la forma más apropiada.