Categorías
Mac Tutoriales

Cómo rotar la pantalla de nuestro Mac para verla al revés o utilizar un monitor vertical

Un recurso muy conveniente si tenemos que conectarnos a proyectores o si necesitamos usar pantallas en formato vertical.

Si contamos con un Mac en el que utilicemos una pantalla externa, por ejemplo un Mac mini, en más de una circunstancia podemos necesitar rotar la orientación de la pantalla. Ya sea para poder utilizar una pantalla en formato vertical o simplemente por la colocación de los monitores es una opción importante a tener en cuenta, veamos cómo hacerlo.

¿Y si ese proyector está del revés?

Si bien tener un monitor cabeza abajo no es lo más común del mundo, sí es relativamente común cuando utilizamos un proyector montado en el techo. En estos casos el proyector suele encargarse de dar la vuelta a la imagen, pero no siempre es así. Por otra parte, en determinadas profesiones o entornos es realmente útil poder contar con un monitor vertical, o dicho de otro modo, un monitor normal al que, por ejemplo mediante un soporte VESA, demos la vuelta 90 grados.

Son, pues, varias las circunstancias que nos pueden llevar a dar la vuelta a la pantalla de nuestro Mac. Afortunadamente es de lo más sencillo. Lo único que necesitamos es que el monitor o proyector que vayamos a utilizar esté conectado al Mac. Luego los pasos son los siguientes:

  1. En el menú Apple () elegimos Preferencias del Sistema.
  2. Entramos en Pantallas.
  3. En el apartado Resolución marcamos Ajustada.
  4. Si es necesario elegimos la resolución que queremos utilizar.
  5. En el apartado Rotación elegimos entre 90, 180 o 270 grados.
  6. Tocamos Confirmar.

Listo. Con este sencillo sistema podremos girar la orientación de la salida de la señal de vídeo de nuestro Mac para que se adapte a la configuración de monitores y proyectores que tengamos en nuestro escritorio o en una ubicación determinada.

Igual que con el ajuste del tamaño del texto, hay varias ventajas en la posibilidad de girar la pantalla de nuestro Mac. Ciertamente no para un MacBook Pro, por ejemplo, pero en más de una clase o conferencia mediante proyector es algo imprescindible. Afortunadamente el Mac nos lo pone más que fácil.