Categorías
iPad iPhone Tutoriales

Cómo ignorar o rechazar una llamada en nuestro iPhone

Ignorar o rechazar una llamada es diferente. El resultado neto es el mismo, no hablamos con determinada persona, pero los matices están ahí. Conozcámoslos.

Aunque normalmente cuando suena una llamada en nuestro iPhone querremos contestarla, también habrá veces que, por el motivo que sea, podemos desear ignorar o rechazar la llamada. Es muy fácil rechazar una llamada en nuestro iPhone pero, como siempre, hay que saber cómo hacerlo, pues hay más de lo que se ve a simple vista.

Ignorar o rechazar son cosas distintas

Ignorar o rechazar una llamada es ligeramente distinto aunque el resultado final coincida. Cuando ignoramos una llamada la persona que nos está llamando oye por unos instantes el sonido conforme nuestro móvil está sonando y, pasados aproximadamente 15 segundos (dependiendo de la operadora), la llamada se cuelga automáticamente pudiendo saltar el contestador si está configurado.

Cuando rechazamos una llamada la persona que nos está llamando deja de oír el sonido de que nuestro móvil esta sonando en el momento en que la rechazamos y salta el contestador directamente o la llamada se cuelga.

Cómo ignorar una llamada

Para ignorar una llamada basta con dejarla sonar, sin embargo hay momentos en los que es mejor que el teléfono no haga ruido, en estos casos un solo toque en el botón lateral (o superior) silenciará el tono de llamada sin rechazarla.

Cómo rechazar una llamada

Tenemos tres opciones, en función de si nuestro iPhone está bloqueado, desbloqueado o de si estamos utilizando unos auriculares. Con el iPhone bloqueado simplemente tocamos dos veces rápidamente el botón lateral (o superior). Con el iPhone desbloqueado tocamos el botón rojo llamado "Rechazar". Si estamos usando el iPhone con unos auriculares mantenemos presionado el botón central hasta que oigamos dos beeps.

Así de fácil. Cierto, se trata de un detalle casi inapreciable. Al final, la diferencia entre ignorar una llamada y rechazarla es poca, pero dependiendo de la impresión que queramos dar y de la situación en la que nos encontremos es una diferencia a tener en cuenta.