Categorías
Mac Tutoriales

Cómo fusionar dos carpetas de nuestro Mac usando Finder y cuándo hacerlo

Gracias al Finder juntar o fusionar dos carpetas es tan fácil como arrastrar y soltar. Una gestión que antes podía requerir cinco pasos e involucrar archivos duplicados ahora es más fácil que nunca.

En nuestro día a día gestionamos multitud de carpetas y archivos en nuestro Mac. Son operaciones comunes que los copiemos, movamos, renombrados, eliminemos, pero ¿y fusionar dos carpetas con diferente contenido? Algo bastante habitual con un recurso poco conocido.

Poco conocido porque es común que realicemos la fusión manualmente, aunque hay una opción más simple y cómoda, la de dejar que el Finder se ocupe de todo por nosotros. Simplemente arrastrar, soltar y listo.

Arrastrar y clic en Fusionar, así de fácil

Imaginemos que tenemos una carpeta en el Escritorio que contiene varios archivos, luego tenemos otra carpeta, con el mismo nombre, dentro de Documentos con otros archivos, diferentes. Lo que queremos es juntar ambas carpetas para que la que se encuentra en Documentos tenga todos los archivos.

Una forma de lograr nuestro objetivo es abrir la carpeta del Escritorio, copiar su contenido, abrir la carpeta de Documentos y pegarlo o moverlo. Funciona, pero si hay los mismos archivos en ambas carpetas saltan algunos avisos que tenemos que atender.
En lugar de eso podemos pedirle al Finder que fusiones ambas carpetas de forma automática. Lo haremos así:

  1. Abrimos la carpeta Documentos en una ventana del Finder.
  2. Arrastramos la carpeta que nos interesa del Escritorio a Documentos mientras aguantamos la tecla Option (⌥).
  3. Tocamos Fusionar.

Así de fácil. El Finder se ocupará de todo. Copiará todos los archivos de la carpeta del Escritorio a la carpeta que se encuentra dentro de Documentos exceptuando aquellos que ya existan en esa segunda carpeta. Y lo hará sin tener que llamarnos la atención de archivos duplicados ni nada parecido.

Tengamos en cuenta que, además, mantendrá la copia de la carpeta en el Escritorio con todo su contenido. Así que, si posteriormente queremos repasar algún archivo, podemos hacerlo. Si no es así, la seleccionamos y con un simple Comando (⌘) Borrar (⌫) eliminamos la carpeta.

Un proceso muy simple, útil y, a la vez, poco conocido. Un proceso en el que nuestro Mac se ocupa de todo para evitar cualquier error y para agilizar el proceso. Igual que la facilidad que porta el poder mantener las carpetas siempre encima de los archivos, en este caso, como ya hemos dicho, arrastrar y un clic es todo lo que necesitamos, esta es la versatilidad del Finder.

En Hoy en Apple | Cómo personalizar la barra lateral del Finder