Cómo usar el modo de bajo consumo en el Mac para disminuir el gasto y alargar la duración de la batería

El modo de bajo consumo del Mac nos permite alargar la duración de la batería en aquellos momentos en los que no tenemos un enchufe cerca y necesitamos exprimir al máximo cada minuto de uso del ordenador. Un recurso que podemos activar o desactivar desde las preferencias del Mac y que puede sernos realmente útil en más de una ocasión.

Un sistema para cuando necesitamos hasta el último minuto de uso

Para poder utilizar el modo de bajo consumo en el Mac necesitamos un MacBook o un MacBook Pro de principios de 2016 o posterior. También necesitamos que este esté ejecutando macOS Monterey. Vistos los requerimientos, hablemos de cómo activarlo. Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. En el menú Apple () elegimos Preferencias del Sistema.
  2. Entramos en Batería.
  3. En la barra lateral izquierda tocamos Batería.
  4. Activamos la opción Modo de bajo consumo.

Si bien en el paso tres hablamos de tocar Batería, es cierto que también podríamos elegir Adaptador de corriente, aunque, por lógica, querremos activar el modo de bajo consumo cuando estemos lejos de un cargador.

Cuando usamos el modo de bajo consumo, el ordenador reduce la energía que usa y opera de forma más silenciosa. Esto significa, por otro lado, que podemos notar como algunas tareas llevan más tiempo de lo habitual o incluso que algunas apps responden de forma más lenta.

El equilibrio entre potencia y consumo es uno que hay que respetar en todas las máquinas. Afortunadamente, si necesitamos exprimir al máximo lo que la batería puede ofrecernos, tenemos la opción para priorizar consumo ante velocidad.

¿Y como sabemos si nuestro Mac está en modo de bajo consumo? Una opción es repetir los pasos que hemos visto arriba, algo que debemos hacer para desactivar este modo. Otra es acudir al pequeño icono de una batería que aparece en la parte superior derecha de la pantalla, cerca de la fecha y la hora.

Con un clic en ella se despliega más información de la misma. Si vemos "Modo de bajo consumo: activado", sabremos que estamos usando el Mac con el mínimo consumo energético posible.

Sin duda un recurso de lo más interesante en muchas ocasiones. Es cierto que la batería de los portátiles de Apple nos proporciona muchas horas de uso, pero si necesitamos aún más, podemos pedir al Mac que reduzca su consumo.