Magnetic Portable Wireless de Belkin, análisis: una gran batería MagSafe para disfrutar más horas de nuestro iPhone

La batería de los iPhone ha mejorado generación a generación. Aun así, hay momentos en los que necesitamos aún más. Un viaje en el que utilizamos nuestro iPhone para fotos, mapas, vídeos durante casi todo el día, por ejemplo, es uno de esos momentos. Aquí entran en juego las baterías externas, destacando especialmente la Magnetic Portable Wireless Charger con MagSafe de Belkin.

Un diseño elegante para un tamaño considerable

Como todos los productos de Belkin, el diseño es un elemento fundamental del dispositivo. En el caso de esta Magnetic Portable Wireless Charger nos encontramos ante una batería rectangular, de bordes redondeados y con un acabado en plástico de alta calidad. Una batería que podemos comprar tanto en blanco como en negro y que tiene aproximadamente el tamaño de un iPhone 13.

En la parte inferior encontraremos dos conectores, un USB-A al que podemos enchufar nuestros dispositivos para cargarlos y un USB-C con el que, además de eso, podemos cargar la batería en sí. En su costado derecho un pequeño botón nos permite iniciar la carga tras apoyar nuestro iPhone al conector MagSafe y también consultar el estado de la carga de la misma batería gracias a cuatro indicadores LED.

Con sus 300 gramos estamos ante una batería de un peso considerable que, gracias a un diseño robusto, se ve de calidad y resistente. Si bien en este análisis no nos hemos dedicado a tirar esta batería por el suelo, está claro que en el día a día puede aguantar viajar en maletas, bolsillos e incluso algún golpe ocasional tranquilamente.

Vista del material en contacto con nuestro iPhone.

En cuanto al cuidado de nuestro propio teléfono, Belkin ha optado por un acabado de plástico suave en la parte superior, la que entra en contacto con el iPhone. Así, por mucho que rasquemos al colocar o separar el iPhone de la batería, nunca produciremos ningún rasguño.

Gran capacidad y comodidad: los dos pilares de la propuesta de Belkin

El primer punto de interés de esta batería externa, que destaca la alternativa de Belkin frente a muchas otras que hay en el mercado, es la certificación MagSafe. Gracias a este sistema, nuestro iPhone y la batería se pegan para garantizar que la carga se lleve a cabo de la forma más eficiente posible.

Fruto de esta misma unión es posible utilizar el iPhone con la batería adherida. Sí, el tamaño del conjunto es considerable, pero puede usarse tranquilamente. Al final, esta es una batería pensada para momentos en los que necesitamos realmente un extra de duración en nuestro iPhone, no para llevarla todo el día conectada ni mucho menos.

Además de poder cargar nuestro iPhone o AirPods de forma magnética, esta batería nos permite conectar, simultáneamente, dos cables, con lo que podemos cargar un total de tres dispositivos al mismo tiempo. En mis pruebas he conseguido cargar la batería de un MacBook Pro de 15 pulgadas y la de un iPhone 13 Pro simultáneamente de la forma más sencilla.

La Magnetic Portable Wireless Charger de Belkin tiene capacidad para 10.000 mAh, esto significa que podemos cargar la batería de nuestro iPhone 13 Pro, de 3100 mAh, hasta el 100% tres veces seguidas y aún contar con batería para cargar unos AirPods. Si hablamos del iPad Pro con procesador M1, podríamos cargar su batería de 7538 mAh una vez y media. Unas cifras realmente impresionantes para una batería que cabe en el bolsillo.

Si necesitamos poder alargar la duración de la batería de nuestro iPhone más allá de recurrir a un enchufe, la Magnetic Portable Wireless Charger de Belkin es una excelente opción. Con la capacidad para cargar nuestro iPhone hasta tres veces simplemente apoyándolo encima y dejando que el sistema MagSafe se ocupe del resto. Una batería que fácilmente podemos llevar en el bolsillo lista para cargar nuestros dispositivos cuando lo necesitemos.