Qué son y cómo usar los estilos fotográficos de los nuevos iPhone 13 para decir más con cada fotografía

Los nuevos iPhone 13 traen muchas novedades a todos los niveles. Una de las novedades, tal como la vimos anunciada en el evento California Streaming, es la posibilidad de utilizar estilos fotográficos. Esta característica nos permite modificar el estilo y tono de nuestras fotos de forma que podamos adaptarlo al contenido de la sesión fotográfica o a nuestro gusto personal.

La máxima personalización sin pasar por postproducción

Cuando hablamos de estilo de fotografía nos referimos al brillo, al balance de blancos, al contraste del color, al punto negro y a toda una larga lista que hace que dos fotografías iguales comuniquen mensajes muy distintos. Una misma foto en un tono cálido puede evocarnos lo contrario a otra mucho más contrastada y algo más fría, por ejemplo. Esta cierta calidez o dureza es algo que podemos personalizar en los nuevos iPhone 13.

Pero, ¿esto es un filtro? Podemos entender los estilos fotográficos como filtros, pero la clave está en cuándo se aplican. La información en bruto de los sensores de las cámaras se procesa en el ISP de nuestro iPhone para presentarnos una imagen terminada. Aquí es donde, posteriormente aplicaríamos un filtro. Este filtro actúa sobre toda la foto indistintamente, como una capa que colocáramos encima.

Los estilos fotográficos actúan mucho antes, concretamente durante el procesado en el ISP. Esto permite que, gracias a la información cruda que gestiona el sistema los estilos fotográficos pueden aplicarse dependiendo del contexto, de qué aparece en las imágenes, de los tonos, etc. Esto permite que el resultado de usar un estilo en lugar de un filtro sea realmente notable, entre otros en los tonos de piel de los protagonistas de nuestras fotos.

Estilos fotográficos iPhone 13

Visto qué son, veamos cómo utilizarlos. Lo cierto es que todo el sistema está pensado para que sea realmente simple escoger y cambiar entre estilos de forma rápida y cómoda. Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Abrimos la app Cámara en nuestro iPhone.
  2. Deslizamos en la pantalla hacia arriba o tocamos la pequeña flecha justo bajo el notch para mostrar el menú de opciones en la parte inferior.
  3. Tocamos el botón en forma de tres capas, el tercero empezando por la izquierda.
  4. Deslizamos a derecha o izquierda para elegir el estilo que más nos interese.
  5. Deslizamos en la pantalla hacia abajo o tocamos la pequeña flecha justo bajo el notch para ocultar el menú de opciones.

Listo. Ya podemos empezar la sesión de fotos. Tengamos en cuenta que el estilo que hayamos elegido se mantendrá activo hasta que lo desactivemos o sustituyamos por otro siguiendo los pasos que acabamos de ver.

Actualmente podemos escoger entre cuatro estilos, sin embargo, en el paso cuatro podemos personalizar cualquier de ellos tocando el botón Tono o Temperatura y usando el deslizador que aparece para personalizar su valor. El sistema ajustará el nombre del estilo en función de la configuración que le demos y la recordará para que podamos activarlo y desactivarlo cuando nos convenga. Si queremos restaurar el estilo original solo tenemos que tocar la pequeña flecha de recargar a la derecha del botón Temperatura.

Las cámaras de los nuevos iPhone 13 son una de las mayores innovaciones de esta generación de iPhone. Gracias al chip A15, único de los iPhone 13, el ISP puede ofrecernos modificar el estilo de las imágenes que tomamos. Una de las muchas novedades de los iPhone 13 que nos permitirán decir más con cada fotografía.