Cómo y por qué reducir el nivel de graves de nuestro HomePod

Aún con su reducido tamaño los HomePod son capaces de emitir un sonido realmente potente. Un sonido que en la mayoría de casos agradeceremos y disfrutaremos, pero que puede resultar molesto para otras personas que tengamos cerca, ya sea en otras habitaciones o en el piso contiguo.

La clave está en los bajos

Sí, está claro que lo primero que podemos hacer para evitar que otras personas en habitaciones contiguas escuchen al HomePod con demasiada fuerza es reducir el volumen, pero este no es el único recurso. Por su naturaleza los sonidos que más permean entre paredes son los sonidos graves.

Afortunadamente, con la llegada de la versión 15 del sistema operativo para el HomePod podemos reducir esos graves. Con ello conseguiremos poder disfrutar del contenido a un volumen que entenderemos y oiremos bien y al mismo tiempo nos aseguraremos de que nuestro impacto en los que nos rodean sea mínimo.

Para reducir los bajos en nuestro HomePod, ya sea mini o clásico, los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Abrimos la app Casa en nuestro iPhone, iPad o Mac.
  2. En nuestro iPhone o iPad mantenemos presionado sobre el botón del HomePod y tocamos el botones forma de rueda dentada de la parte inferior derecha. En el Mac hacemos clic secundario sobre el botón del HomePod y elegimos Ajustes.
  3. Activamos la opción Reducir graves.

Nada más. El algoritmo de audio computacional del HomePod se ocupará de reducir los sonidos de baja frecuencia, los graves, de modo que el sonido se expanda menos fuera de la habitación en la que nos encontramos.

La diferencia de sonido con los bajos reducidos o no, es sustancial. Afortunadamente podemos activar o desactivar esta reducción de forma muy fácil. Así, podemos querer activarla si vemos una película tarde o desactivarla para escuchar música o sonidos ambientales a media mañana.

Imagen | Jeremy Bezanger