Cómo desactivar el acceso al Control Center con nuestro iPhone o iPad bloqueado

El Centro de Control es donde acudimos para gestionar ajustes importantes de nuestro iPhone o iPad de forma rápida y sencilla. Ajustes que, al mismo tiempo, son realmente importantes, como la conexión a una red Wi-Fi o el modo avión, por lo que es una buena idea que impidamos su acceso cuando el iPhone o iPad está bloqueado.

Un acceso necesario, pero según la situación

Incluso con un iPhone o iPad bloqueado hay varias actividades que podemos realizar igualmente. Esto es así por diseño, pues no siempre debemos desbloquear el iPhone o iPad para realizar ciertas acciones. Sin embargo, en determinados entornos, especialmente si no siempre tenemos nuestros dispositivos con nosotros en todo momento, podemos querer impedir el acceso al Control Center excepto para nosotros.

Activar o desactivar el acceso al Control Center desde la pantalla de bloqueo es de lo más fácil. Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Abrimos la app Ajustes en nuestro iPhone o iPad.
  2. Entramos en Face ID y Contraseña.
  3. Introducimos el código de nuestro dispositivo.
  4. Desactivamos Control Center bajo Permitir acceso al estar bloqueado.

Así de fácil. Gracias a esta configuración ahora solo si Face ID nos identifica tendremos acceso al Control Center. Un pequeño cambio que nosotros apenas notaremos, pero que impedirá que otras personas puedan acceder a estos importantes controles sin nuestro permiso.

Al final en temas de seguridad hay que encontrar el correcto equilibrio entre seguridad y comodidad y encontrarlo para cada dispositivo y caso de uso. Si solemos dejar el iPad en la sala de estar es natural que queramos evitar que los más pequeños de la casa desactiven el Wi-Fi mientras toquetean el dispositivo, mientras si se trata de nuestro iPhone, que casi siempre está con nosotros, puede que valoremos la facilidad de acceder directamente a las opciones de control.

En todo caso, sea la que sea nuestra situación y preferencia, en la app Ajustes podremos decidir exactamente cómo permitimos el acceso al Control Center. Tan fácil como activar o desactivar una opción.