Cómo reducir el tamaño de un vídeo utilizando nuestro Mac

Los vídeos se cuentan entre los archivos más pesados de todos los que podemos almacenar en nuestros dispositivos. Con el paso del tiempo hemos aumentado la calidad de estos vídeos y, por lo tanto, el tamaño. Un tamaño que, afortunadamente, podemos reducir fácilmente desde nuestro Mac.

Una reducción de tamaño que reduce la calidad, pero útil en muchas circunstancias

Cuanta más información contenga un archivo de vídeo más grande será su peso. Al mismo tiempo, si en determinadas circunstancias podemos prescindir de algo de calidad, obtendremos un archivo considerablemente más pequeño. Puede que queramos, por ejemplo, preparar el vídeo para nuestro sitio web o para un documento o simplemente pensemos ubicarlo en un almacenamiento externo para reproducirlo en una televisión que no ofrezca 4K.

En este y otros casos podemos acudir a la app Quick Time para reducir de forma muy sencilla el tamaño de un archivo de vídeo. Los pasos exactos a seguir son los siguientes:

  1. Localizamos el archivo de vídeo que queremos reducir.
  2. Hacemos clic secundario encima del mismo, reposamos el ratón encima de Abrir con y elegimos Quick Time.
  3. Una vez veamos el vídeo acudimos al menú Archivo y elegimos Exportar como.
  4. Escogemos la calidad que queramos utilizar.
  5. Introducimos el nombre del nuevo archivo y su ubicación.
  6. Tocamos Guardar.

Tengamos en cuenta que el proceso de exportación puede requerir algo de tiempo en función del tamaño y duración del vídeo con el que estemos trabajando. Fijémonos también en que al exportar el vídeo lo que haremos es generar una segunda copia, con lo que el vídeo original permanece inalterado.

Fácil, ¿verdad? Reducir el tamaño de un vídeo puede ser realmente útil en muchas circunstancias. Cierto es que podríamos optar por comprimirlo en otros formatos o incluso acortar su duración, si esta es una opción, pero bajarle ligeramente la calidad es la opción más sencilla.