Qué son las cuentas de terceros en nuestro Mac y por qué es una excelente idea que repasemos esa sección de vez en cuando

Si bien lo habitual es que usemos nuestra cuenta de iCloud para sincronizar y guardar contactos, calendarios, notas y demás contenido, nuestro Mac nos ofrece la posibilidad de utilizar otro tipo de cuentas. Cuentas de terceros como las de Google, Facebook, Twitter, LinkedIn y más que es fácil olvidar que hemos configurado. Veamos dónde encontrarlas y qué hacer con ellas.

Privacidad: el motivo principal de una revisión de las cuentas de terceros

Como ya hemos dicho estas cuentas se utilizan para sincronizar contenido de nuestras aplicaciones, ya sea acceso a nuestros contactos, a los calendarios o a los recordatorios, por citar algunos ejemplos. Por ello hay dos motivos por los que en muchas de mis formaciones recomiendo repasar las cuentas de terceros de nuestros Mac.

El primero es si detectamos que algún contenido sincronizado se duplica. A veces con la sincronización en más de un servicio podemos acabar con tres contactos de cada, por ejemplo. El segundo, muy importante, es la privacidad, pues las cuentas de terceros pueden tener acceso a información personal sin que seamos demasiado conscientes de ello.

Por estos dos motivos es una excelente idea que repasemos esta sección de vez en cuando, los pasos a seguir son los siguientes:

  1. En el menú Apple () elegimos Preferencias del Sistema.
  2. Entramos en Cuentas de internet.

Llegados aquí encontramos la información en dos columnas. En la columna de la izquierda vemos la lista de todas las cuentas que están configuradas en el Mac. En la columna de la derecha, tras seleccionar una cuenta concreta, podemos ver las opciones específicas para dicha cuenta.

Lo primero que haremos es repasar la lista de la columna izquierda y eliminar aquellas cuentas que ya no queramos tener configuradas en el Mac. Para hacerlo simplemente seleccionamos la cuenta en cuestión y tocamos el "-" de la parte inferior.

Una vez hecha esta limpieza podemos afinar a qué información tienen acceso las cuentas que sí queremos utilizar. Por ejemplo, si utilizamos Google es posible que solo queramos utilizar el correo, no el acceso a nuestras notas o a los calendarios. Para modificar estas opciones, como ya hemos dicho, simplemente seleccionamos una de las cuentas y marcamos o desmarcamos a qué queremos que tenga acceso.

Fácil ¿verdad? Con el paso del tiempo es relativamente común que se acumulen algunas cuentas de más en nuestro Mac. Al final se trata de poder hacer limpieza de vez en cuando o simplemente de ser conscientes de con qué servicios compartimos nuestra información.