Qué es y cómo podemos eliminar el spam del calendario de nuestro iPhone o iPad

Más o menos podemos estar acostumbrados a gestionar el spam que puede llegar por correo electrónico o a través de SMS, pero es que ahora el spam llega bastante más allá. En los últimos meses hemos visto un incremento de casos de spam a través del calendario. Un sistema bastante molesto, pero que podemos remediar de forma muy sencilla.

Qué es el spam en el calendario y cómo podemos eliminarlo

El spam en el calendario, desde un punto de vista técnico, no es más que un calendario compartido. La cuestión es que a veces navegando por internet y haciendo clic en algunos enlaces se puede aceptar una suscripción sin querer. Una vez hecho, el calendario se llena de eventos, varios cada hora, que además lanzan notificaciones con ofertas y demás mensajes.

Algunos de estos calendarios, además de lanzar publicidad en forma de enlaces a sitios web de dudosa legalidad, avisan de que "el iPhone tiene un virus". Recordemos que esto es simplemente imposible, por lo que siempre que veamos mensajes de esta clase lo mejor es ignorarlos.

Prevenir el spam en el calendario es de lo más fácil: simplemente no aceptemos la suscripción a ningún calendario compartido cuando el sistema nos pregunte por ello. Si por el motivo que sea ya se ha aceptado la suscripción y el calendario se ha llenado de publicidad, podemos arreglarlo fácilmente, estos son los pasos:

  1. Abrimos la app Ajustes en nuestro iPhone o iPad.
  2. Entramos en Calendario.
  3. Tocamos en Cuentas.
  4. Entramos en cualquier calendario que no identifiquemos como nuestro.
  5. Tocamos Eliminar cuenta.

Así de simple. Con la suscripción al calendario compartido eliminada todos los eventos desaparecerán, dejaremos de recibir las correspondientes notificaciones y podremos volver a utilizar el calendario sin que esté todo el día ocupado de eventos.

Como ya hemos comentado en muchas ocasiones, el sentido común es la mejor defensa ante este y otro tipo de ataques. Cuando recibamos un aviso o alerta leamos cuidadosamente y actuemos en consecuencia. Afortunadamente el sistema provee suficientes protecciones para evitar que nada ocurra sin nuestro consentimiento.

Dicho esto, lo cierto es que en mis formaciones he visto cada vez más casos de este tipo de spam. Uno que, por suerte, es muy fácil de prevenir y también de eliminar si algún despiste lo ha dejado pasar.