Cómo configurar y utilizar la función Tocar atrás para facilitar ciertas acciones en nuestro iPhone

La función Tocar atrás que llegó con iOS 14 permite todo un abanico de posibilidades en nuestro iPhone. Un simple doble o triple toque en la parte trasera del iPhone nos permite realizar acciones como tomar una captura de pantalla, activar spotlight o acceder al Control Center, por citar unos ejemplos. Una función que se engloba dentro de las de accesibilidad, pero que puede facilitar mucho ciertas tareas habituales. Hablemos de cómo configurar y utilizar esta útil característica.

Un doble toque para Siri y uno triple para acceder a la cámara

La cantidad de acciones que podemos realizar con un simple doble o triple toque es realmente bastante asombrosa. Antes de empezar, sin embargo, conviene que tengamos presente que para utilizar Tocar atrás necesitamos un iPhone X o posterior, siempre con iOS 14 instalado. Dicho esto también es importante destacar que si bien el sistema funcionará con el 95% de las fundas de nuestro teléfono algunas muy gruesas o muy acolchadas pueden dar algún error.

Vistos estos requerimientos vayamos directamente a configurar esta función. Los pasos exactos a seguir son los siguientes:

  1. Abrimos la app Ajustes en nuestro iPhone.
  2. Entramos en Accesibilidad.
  3. Entramos en Tocar.
  4. Tocamos en Tocar atrás.
  5. Tocamos en Pulsar dos veces.
  6. Elegimos la acción que más nos guste.
  7. Tocamos en < Tocar atrás.
  8. Entramos en Triple pulsación.
  9. Elegimos la acción.

Fácil, ¿verdad? La lista de acciones que podemos realizar es considerable: agitar el dispositivo para realizar ciertas acciones, subir o bajar el volumen, bloquear la pantalla, bloquear la rotación, abrir la cámara, tomar una captura de pantalla, mostrar el Control Center o el Centro de Notificaciones, activar el fácil alcance, volver al inicio, silenciar, activar Siri o Spotlight y mucho más.

Además algo muy, muy importante es que podemos ejecutar atajos mediante estos toques. Esto significa que podemos hacer virtualmente cualquier cosa en nuestro iPhone, siempre que tengamos el atajo para ello. ¿Un doble toque para abrir la puerta de la casa mediante HomeKit? Claro. ¿Un triple toque para sacar al Tesla del garaje? Marchando.

Utilizar este sistema es, como podemos deducir de lo más sencillo. Simplemente cogemos nuestro iPhone y damos dos o tres toques en su parte trasera. Tengamos en cuenta que si bien esta parte no es táctil como la pantalla tampoco es necesario aporrear el teléfono, simplemente un par de toques como los daríamos a una tecla para escribir.

¿Y para desactivar Tocar atrás? Fácil. Seguimos los pasos que acabamos de ver y para el doble o el triple toque elegimos la acción Ninguna.

Los muchos recursos que Apple dedica a la accesibilidad demasiadas veces nos pasan desapercibidos. Son funciones destinadas, en general, a personas con necesidades especiales para con sus dispositivos. Algunas veces, sin embargo, la utilidad es mucho más general y da como resultado funciones tan interesantes como el doble toque en la parte trasera del iPhone.