Este sencillo sistema soluciona prácticamente cualquier error de conexión a internet de nuestro Mac

Que nuestro Mac tenga una buena conexión a internet es algo primordial y, sin embargo, algunas veces dista mucho de ser así. Cortes, lentitud, desconexiones... son algunos errores que pueden darse en la conectividad y demasiadas veces es realmente complejo determinar la causa. Afortunadamente, hay un sistema muy sencillo que soluciona prácticamente cualquier error en la conexión. Veámoslo.

Reconfigurar la interfaz de red a sus valores predeterminados

Hay tantas causas posibles para una conexión irregular o con errores que buscarlos uno a uno es muy poco eficiente. Afortunadamente, tenemos un interesante recurso a nuestra disposición. Antes de nada es importante que reiniciemos nuestro router y nos aseguremos, por ejemplo desde otro dispositivo, de que la conexión funciona como debería. Una vez hecho esto lo que haremos es borrar la interfaz de red y restablecerla a su configuración inicial. Puede sonar complejo, pero es extremadamente simple. Los pasos son los siguientes:

  1. En el menú Apple () entramos en Preferencias del Sistema.
  2. Entramos en Red.
  3. En la barra lateral izquierda seleccionamos la interfaz a la que estamos conectados (Wi-Fi o Ethernet). Ante la duda escogeremos la primera de las que tengan un puntito verde junto a su nombre.
  4. Tocamos el "-" de la parte inferior de la lista.
  5. Tocamos Aplicar.
  6. Tocamos el "+ " de la parte inferior de la lista.
  7. Elegimos el tipo de interfaz que queremos volver a añadir. Si hemos eliminado Wi-Fi, por ejemplo, escogemos Wi-Fi.
  8. En Nombre del servicio escribimos el mismo nombre que el que acabamos de elegir en Interfaz.
  9. Pulsamos Crear.
  10. Pulsamos Aplicar.

Fácil, ¿verdad? Finalizados los pasos habremos eliminado por completo la interfaz de conexión y la habremos restaurado a los ajustes de fábrica. Una operación que debería solucionar la gran mayoría de errores que pudiéramos encontrar en la conexión.