Cuatro de las mejores formas de enviar un archivo entre dos Mac

El tiempo en que trabajábamos con un ordenador de forma exclusiva hace años que ha acabado. Ahora trabajamos de forma remota, online, cooperativa y en todo ello muchas veces necesitamos compartir archivos entre dos Mac. Afortunadamente macOS nos ofrece muchas opciones para poder enviar esos archivos, veamos cuatro de las mejores formas y algunas más a tener en cuenta.

1. AirDrop

Es la opción más sencilla, más cómoda, sin límites de tamaño y rápida que podemos utilizar. Eso sí, los dos ordenadores tienen que estar físicamente juntos, aproximadamente a menos de 10 metros de distancia. Si este es el caso, compartir un archivo mediante AirDrop es de lo más sencillo:

  1. Hacemos clic secundario sobre el archivo en cuestión.
  2. Reposamos el ratón encima de Compartir.
  3. Escogemos AirDrop.
  4. Seleccionamos la persona a la que queremos enviar el archivos.

2. iCloud Drive

Otro excelente sistema para poder enviar un archivo, aunque sea de gran tamaño, a otra persona es usar iCloud Drive. En este caso podemos enviar archivos alrededor del mundo, sin necesidad de una proximidad física. Los pasos para enviar un archivo que tengamos guardado en iCloud Drive son los siguientes:

  1. Hacemos clic secundario sobre el archivo en cuestión.
  2. Reposamos el ratón encima de Compartir.
  3. Escogemos Compartir Archivo.
  4. Seleccionamos Copiar enlace.
  5. En Acceso permitido a seleccionamos Cualquiera que tenga el enlace.
  6. En Permiso escogemos entre Lectura y escritura o Solo lectura.
  7. Pulsamos Compartir.
  8. Pegamos y enviamos el enlace copiado al portapapeles por el sistema que nos sea más cómodo.

3. Mensajes

Un procedimiento de lo más simple. Enviarnos el archivo mediante la app Mensajes. Gracias a iMessage podemos enviar archivos a cualquier persona simplemente arrastrándolos a una conversación. En este caso sí hay ciertas limitaciones de tamaño, pero deberíamos poder enviar por lo menos 250MB.

4. Mail

Mail es otra gran alternativa para enviar archivos. Gracias a MailDrop, el servicio de iCloud, podemos enviar documentos de hasta 5GB de tamaño, más que suficiente para la mayoría de envíos. El proceso para enviar los archivos es el mismo que con cualquier adjunto que podamos enviar, simplemente cuando se nos pregunte si queremos usar MailDrop marquemos que sí. Nada más.

Nuestro destinatario recibirá el mensaje con un enlace para descargar el archivo que permanecerá en los servidores de Apple disponible durante 30 días. En este sistema es importante que usemos nuestra dirección de @iCloud.com o @me.com para realizar el envío.

¿Aún más opciones?

Pues claro, hay bastantes más opciones para realizar envíos. Por ejemplo podemos usar Dropbox, ya sea en la versión web, o con su app instalada en nuestro Mac. Otra opción es recurrir a una carpeta compartida dentro de nuestro Mac, aunque es un sistema que requiere una conexión a la misma red Wi-Fi, con lo que AirDrop es preferible en este caso.

Por supuesto podemos usar un almacenamiento externo para traspasar los archivos de forma física o también otros servicios de almacenamiento en la nube como Google Drive, OneDrive, OwnCloud o incluso almacenamiento FTP. Opciones que no explicaremos en este tutorial, pero que pueden tener su sentido para determinados proyectos o situaciones.