La importancia de la impresora predeterminada, su nombre y ubicación en nuestro Mac

Aunque cada vez imprimimos menos documentos sigue siendo importante que cuando lo hacemos se haga en la impresora que queremos. Fácil si solo disponemos de una, pero en entornos con más de una nos puede ser útil establecer la predeterminada así como asignar nombres y ubicaciones a las demás para poder reconocerlas fácilmente. Veamos cómo hacerlo.

Una impresora predeterminada y las demás con nombre y apellido

La impresora predeterminada es la que se seleccionará cuando elegimos imprimir un documento de nuestro Mac. Así sin tener que fijarnos en ese detalle la impresión siempre irá a la máquina que hayamos definido. Para elegir la impresora predeterminada los pasos son estos:

  1. En el menú Apple () elegimos Preferencias del Sistema.
  2. Entramos en Impresoras y escáneres.
  3. En la sección Impresora por omisión elegimos la que nos convenga.

Fijemonos que una opción dentro de este menú es Última impresora utilizada. Si elegimos este ajuste el panel de impresión siempre per-seleccionará la impresora que hayamos usado por última vez, es decir que una vez hayamos elegido una no la cambiará hasta que nosotros elijamos otra, y así sucesivamente. Una opción útil, pero que conviene tener muy presente para evitar errores.

Bien, predefinida la impresora que queremos utilizar pasemos ahora a asignar nombres y ubicación a todas las máquinas que tenemos configuradas en nuestro Mac. Un paso imprescindible si contamos con muchas y que nos ayudará a identificarlas rápida y cómodamente. Los pasos son los siguientes:

  1. En el menú Apple () elegimos Preferencias del Sistema.
  2. Entramos en Impresoras y escáneres.
  3. Seleccionamos la impresora que queremos editar en la lista de la barra lateral izquierda.
  4. Pulsamos en Opciones y recambios.
  5. Establecemos un Nombre y una Ubicación.

Es importante que tengamos en cuenta que el nombre y la ubicación de la impresora es algo que solo se reflejará en nuestro Mac. Esto significa que podemos asignarles los nombres que queramos sabiendo que los otros usuarios de la impresora podrán usar los suyos.

Está claro que cada vez imprimimos menos y tenemos menos impresoras, pero hay más de una situación en la que nos conviene tener clara la impresora que vamos a utilizar. No es solo que tengamos 5 impresoras en casa, sino que podemos tener dos en el trabajo, una en casa y dos más en otro ubicación. En estos casos la impresora predeterminada y los nombres de todas las que tengamos configuradas nos serán de gran ayuda.