Los widgets también pueden acceder a nuestra ubicación, así podemos gestionarlo desde nuestro iPhone o iPad

Los datos de nuestra ubicación, recogidos desde nuestros dispositivos son de los más codiciados por apps y servicios y al mismo tiempo de los más sensibles que podemos encontrar. Podemos gestionar su acceso mediante la app Ajustes especialmente prestando atención a los widgets de las diferentes apps.

Atención con el acceso "cuando se usa el widget"

Es verdad que ya se han publicado bastantes artículos sobre la privacidad y el acceso a nuestra ubicación, pero en mis formaciones me he dado cuenta de que el acceso a través de los widgets es algo que pocos tenemos en cuenta. Aunque la app principal sí tenga que acceder a este dato, su widget puede pasar sin él, importante especialmente si dicho widget está en la pantalla de inicio de nuestro iPhone, lo que significaría que conocería nuestra ubicación cada vez que desbloqueáramos el teléfono.

Es habitual que la configuración de acceso a la ubicación de nuestro dispositivo sea "Cuando se usa la app", una elección con la que podemos disfrutar de todos los servicios de determinada aplicación y al mismo tiempo asegurar que esta no nos siga de forma continuada.

Sin embargo, la situación es distinta cuando una aplicación cuenta con un Widget. Al configurar el widget por primera vez este nos pide acceso a la ubicación, por lo que es muy probable que la app acabe configurada en "Cando se use la app o los widgets", lo que puede traducirse en un acceso más habitual de lo que queremos o esperamos.

Afortunadamente repasar este ajuste, lo haremos así:

  1. Abrimos la app Ajustes en nuestro iPhone o iPad.
  2. Entramos en Privacidad.
  3. Tocamos la app de la que queremos repasar su configuración.
  4. Elegimos entre Nunca, Preguntar la próxima vez, Cuando se use la app, Cuando se use la app o los widgets o Siempre.

Y eso es todo. Con este sencillo sistema nos aseguraremos de que las apps que utilizamos tengan exactamente el nivel de acceso que nosotros queramos. Ni más, ni menos.