Cómo ver una lista completa de todas las apps de nuestro Mac, incluso las más escondidas

En la carpeta Aplicaciones del Finder deberíamos encontrar todas las apps del Mac, pero en realidad hay algunas apps que, por su naturaleza, están fuera de esa carpeta y que siguen estando instaladas en nuestro Mac. Si queremos consultar una lista exhaustiva de todas, todas las apps de nuestro ordenador estos son los pasos a seguir.

Todas las apps de nuestro Mac, todas

Cierto, el sistema de acudir a la carpeta Aplicaciones de nuestro Mac o presionar Comando (⌘) Shift (⇧) A desde cualquier ventana del Finder para ver la lista puede funcionarnos muchas veces. Pero vayamos más allá, veamos un método para reunir todas las apps, los pasos son los siguientes:

  1. En el menú Apple () elegimos Acerca de este Mac.
  2. Entramos en la pestaña General.
  3. Tocamos en Informe del sistema.
  4. En la barra lateral, bajo la sección Software, hacemos clic en Aplicaciones.

Aquí veremos aparecer una lista completa de todas las aplicaciones que haya en nuestro Mac y además podemos obtener más información, como la versión o el desarrollador, con un simple clic.

Si queremos ir un paso más allá podemos buscar todos los archivos .app, la extensión de las aplicaciones, que están almacenados en nuestro ordenador. En este caso acudiremos al Terminal, los pasos son los siguientes:

  1. Abrimos la app Terminal. Podemos encontrarla dentro de Utilidades en la carpeta Aplicaciones.
  2. Copiamos y pegamos el siguiente comando: sudo find / -iname "*.app"
  3. Pulsamos Intro.
  4. Escribimos la contraseña de nuestro Mac.
  5. Pulsamos Intro de nuevo.

Cuando Terminal haya concluido su búsqueda veremos una lista de todos los archivos cuya extensión sea la propia de las apps. Tengamos en cuenta que gracias al "sudo" del comando, que nos permite ejecutar la búsqueda con privilegios de administrador, podremos buscar incluso en las carpetas del sistema.

Un sistema para tener una visión general de todo lo que está instalado en nuestro Mac —incluyendo aquello que puede que ya no queramos tener instalado o que nunca quisiéramos haber instalado—. ¿Hay más métodos? Claro, pero los dos que hemos explicado son los más exhaustivos y seguros.