Apple nos cuenta la importancia de la privacidad a través de "Un día en la vida de tus datos"

Hoy, día 28 de enero, es el día de la privacidad. Un día destinado a crear consciencia sobre la importancia de proteger nuestra información personal. Con ocasión de este día Apple ha presentado un PDF titulado "Un día en la vida de tus datos" que de forma simplificada y agradable nos da una explicación clara y sencilla de cómo las compañías nos rastrean tanto en la web como en las apps.

"Creo que la gente es inteligente y algunos quieren compartir más datos que otros. Pregúntales. Pregúntales siempre. Haz que te digan que dejes de preguntarles si se cansan de que les preguntes. Hazles saber con precisión lo que vas a hacer con sus datos". —Steve Jobs

La historia de un día más en la vida de nuestros datos personales

"Un día en la vida de tus datos" ayuda a los usuarios a entender mejor cómo las empresas de terceros rastrean tu información a través de las apps y los sitios web, a la vez que describe las herramientas que Apple proporciona para hacer el seguimiento más transparente y dar a los usuarios más control. La explicación arroja luz sobre lo extendidas que están algunas de estas prácticas. De media, las aplicaciones incluyen seis rastreadores de otras empresas, cuyo único objetivo es recopilar y rastrear a las personas y su información personal. Los datos recopilados por estos rastreadores se reúnen, se comparten, se agregan y se monetizan, alimentando una industria valorada en 227.000 millones de dólares al año.

El PDF, que podemos descargar directamente desde la web de Apple, narra el día de un padre John y una hija Emma que van al parque. Apple explica que mientras el padre consulta el tiempo, lee las noticias y revisa la ruta hasta el parque los rastreadores hacen su trabajo: saben dónde vive, sus intereses, qué ha leído, durante cuánto tiempo, etc. Durante el trayecto en coche cuatro aplicaciones rastrean su ubicación de forma periódica, una información que se vende a los brokers de datos.

Podríamos pensar que la información es anónima, pero gracias a cruzarla con la inmensa cantidad de datos de que disponen consiguen identificar al padre de forma precisa. Así, una empresa de la que el padre, o nosotros mismos, nunca hemos oído hablar conoce todos los movimientos al detalle.

Durante el trayecto la hija juega en una tablet y ve un anuncio de un patinete eléctrico. Un anuncio que no es casual, sino que está especialmente pensado para John, que vive en una determinada ciudad, con unas ganancias económicas concretas y que tiene un hijo joven. Tras aparecer en la tablet el anuncio seguirá tanto al padre como a la hija durante varios días, apareciendo también en sus móviles, ordenadores, etc.

En el parque John toma una selfie de ambos y usa una app de filtros para retocar la imagen. La app accede a todas las fotos del dispositivo, incluyendo todos sus metadatos. Y por ende la foto termina colgada en una red social que vincula toda esta información con los datos que ya ha recogido de John como sus hábitos de compra, su correo, número de teléfono, identificador de anuncios, genero, trabajo, profesión, lugar de trabajo, etc.

A la vuelta a casa John y su Emma paran a comprar un helado y lo pagan con una tarjeta de crédito que, sin darnos cuenta recoge la información de la ubicación de la tienda, el importe pagado y la fecha exacta.

Antes de llegar a casa demasiadas compañías, de todo el mundo, han actualizado sus perfiles con información sobre John y su hija. Estas compañías saben dónde vive la familia, el parque que han visitado, las noticias que el padre ha leído, los productos que ha consultado, los anuncios que ha visto, sus hábitos de compra y las tiendas que ha visitado.

La privacidad que aportan las plataformas de Apple

¿Quieres que diseñemos tu página web? ¡Sí!

En Apple consideran la privacidad un derecho fundamental y por ello diseñan todas sus apps y servicios con la privacidad como prioridad. Así hubiera sido el día de John y Emma utilizando un iPhone:

  • Si John hubiera usado Safari en su Mac el sistema de Intelligeht tracking Prevention hubiera protegido su navegación e impedido que se le rastreara.
  • Usando Apple News hubiera accedido a las noticias personalizadas según su interés sin que nadie, ni Apple, supiera que había leído.
  • Con Apple Maps la consulta de la ruta y la navegación no se hubiera vinculado a ellos. Nadie, ni siquiera Apple, sabe dónde estamos ni a donde vamos.
  • Gracias a los avisos de acceso a la ubicación por parte de las apps que nos presenta el iPhone y a la posibilidad de compartir una ubicación aproximada en lugar de precisa evitarían que las apps tuvieran ese dato.
  • Usando un iPad para jugar en el coche, el sistema de App Tracking Transparency hubiera permitido a John decidir que la app donde han visto el anuncio no les rastreara.
  • En un iPhone John hubiera decidido que la app de filtros solo tuviera acceso a la selfie recién tomada en lugar de a la fototeca completa y a toda la información que contiene.
  • Usando la Apple Card para pagar el helado el banco no hubiera destinado los datos de la compra a marketing.

Está claro que la privacidad no es solo usar una plataforma, es ser conscientes de cómo nos movemos en ella. Lo que si es evidente es que Apple pone a nuestras manos las herramientas necesarias para que podamos proteger nuestra privacidad de forma sencilla.