Así podemos evitar que los AirPods se conecten automáticamente a nuestros dispositivos

Con iOS 14 Apple introdujo la posibilidad de que los AirPods se conecten automáticamente a uno u otro de nuestros dispositivos en función del uso. Si estamos escuchando un podcast en nuestro iPhone y empezamos a reproducir una serie de Apple TV en nuestro Mac el cambio será instantáneo. La mayoría de veces este cambio es una comodidad, pero en algunos casos, por ejemplo si queremos ver cierto contenido sin volumen en uno de nuestros dispositivos mientras escuchamos algo en otro, querremos evitar este salto automático.

Una conexión automática que podemos desactivar según dispositivo

Las opciones de que disponemos para regular la autoconexión de nuestros AirPods o AirPods Pro son de lo más interesantes, porque nos permiten gestionar con qué dispositivos queremos que ocurra. Así podemos decidir que, por ejemplo, nuestros auriculares no salten al iPad de forma automática, pero sí lo hagan entre nuestro iPhone y Mac.

Para editar esta preferencia lo primero que debemos hacer es conectar nuestros AirPods al dispositivo al que no queremos que se conecten de forma automática. Luego seguimos estos pasos:

  1. Abrimos la app Ajustes en nuestro iPhone o iPad.
  2. Entramos en Bluetooth.
  3. Tocamos la "i" a la derecha de nuestros AirPods.
  4. Tocamos en Conectar a este iPhone/iPad.
  5. Elegimos En la última conexión a este iPhone/iPad.

En el caso del Mac los pasos son los siguientes:

  1. Abrimos la app Preferencias del Sistema.
  2. Entramos en Bluetooth.
  3. Tocamos en Opciones a la derecha de nuestros AirPods.
  4. En Conectar a este Mac elegimos entre Automáticamente o En la última conexión a este Mac.

Podemos repetir el proceso en todos los dispositivos que queramos y así configurar entre cuáles los AirPods van a saltar de forma automática.

Con el reciente software y hardware que Apple ha lanzado, como Big Sur, iOS o iPadOS 14 y el propio HomePod mini, vemos cada vez más el enfoque de Apple hacia el sonido. Un enfoque que combina la facilidad de un cambio de conexión automática con la magia del sonido del HomePod mini, toda una declaración de intenciones de lo que puede llegar a corto plazo.