Cómo y por qué activar la gestión del estado de la batería en nuestro Mac

Con la llegada de macOS 10.15.5 Apple trajo a los Mac compatibles una interesantísima función: la gestión del estado de la batería. Con esta función el Mac utilizará métricas históricas sobre la batería para optimizar la carga y su durabilidad con el paso del tiempo.

Antes de entrar en detalles es importante que tengamos claro que la batería de cualquier dispositivo es un bien consumible. Igual que los cartuchos de tinta de la impresora, es de esperar que se desgasten con el tiempo. La salud de la batería depende de muchísimos factores como la velocidad a la que la cargamos, a qué temperatura lo hacemos, cuántas veces, cuánto tiempo la mantenemos al 100% de carga, etc.

Con la intención de hacer que la batería envejezca lo más lentamente posible, Apple nos presenta el panel de gestión de la batería. Esta nueva funcionalidad monitoriza el historial de temperatura y los patrones de carga de la batería para, si es necesario, hacer los ajustes pertinentes.

Tomando como referencia las mediciones extraídas, la gestión del estado de la batería puede reducir la carga máxima de la batería cuando se encuentre en este modo. Esto ocurrirá siempre que sea necesario para garantizar que la batería se cargue a un nivel optimizado para el uso, reduciendo así su deterioro y ralentizando el envejecimiento químico.

Tal como explica Apple en este documento de soporte, uno de los principales mecanismos para la gestión del estado de la batería, y la que más podemos notar nosotros en el uso del Mac, es reducir su capacidad. Es decir, que en lugar de cargarse hasta el 100% lo haga, por ejemplo, hasta el 95%.

Aunque a posteriori esto pueda disminuir el tiempo que podemos usar el Mac con una sola carga, juega un papel crucial en mantener nuestra batería en las condiciones más óptimas de funcionamiento.

Si necesitamos hasta el último minuto que la batería pueda ofrecernos Apple nos da la opción de desactivar la optimización. Si solemos tener un cargador a mano fácilmente, o simplemente podemos renunciar a 15 minutos extra de uso en beneficio de la salud de la batería a largo plazo, podemos activar (o revisar que ya esté activada) esta función.

Cómo activar la gestión del estado de la batería

Para activar (o desactivar) la gestión del estado de la batería accederemos a las preferencias del sistema de nuestro Mac. Los pasos son los siguientes:

  1. En el menú Apple () elegimos Preferencias del Sistema.
  2. Entramos en Economizador.
  3. Tocamos el candado de la parte inferior izquierda, introducimos la contraseña de nuestro mac y pulsamos Aceptar o utilizamos Touch ID.
  4. Tocamos en Salud de la batería.
  5. Activamos Gestionar la salud de la batería.
  6. Pulsamos Aceptar.

Así de fácil. Con esta función activada podemos esperar que la durabilidad de la batería de nuestro ordenador aumente considerablemente. Apple busca, a través del software, mejorar una de las principales limitaciones que tienen todas las baterías de iones de litio.Mejoras que, tenemos que decirlo, proporcionan unos resultados impresionantes en base a lo que hemos podido ver en iOS.