Opinión: ¿Son las suscripciones demasiado caras?

Desde hace ya varios meses estamos viendo como varias apps muy reconocidas se pasan al sistema de suscripción por el que nos ofrecen sus servicios a cambio de una cierta cantidad mensual o anual.

Todos estos cambios suelen generar quejas o descontento pero, ¿son justas o los desarrolladores están abusando? En Hoy en Apple exponemos nuestro punto de vista.

El concepto de aplicación ha cambiado

Hace varios años las aplicaciones eran muy distintas, no hablo solo de capacidades, sino de concepción. Las apps de hace algunos años eran, por decirlo de alguna forma, autosuficientes. El desarrollador creaba una app y podía dejarla sin mantenimiento alguno durante varios años y seguir funcionando perfectamente. Ahora esto ha cambiado, y lo ha hecho por dos flancos. Por un lado tenemos el hecho de que los sistemas operativos van cambiando y que una app que se descuida por demasiado tiempo deja de funcionar simplemente por no seguir el ritmo del sistema operativo sobre el que funciona. Por otro lado las apps actualmente suelen ser la puerta de entrada a un servicio, eso significa que deben conectar, extraer información y utilizar un servicio que está en servidores remotos. Ya sea una app de tareas de la que esperamos sincronización o una app de tiempo donde necesitamos información actualizada, los servidores que no vemos y que son esenciales para que la app tenga sentido requieren mantenimiento y actualizaciones.

¿Telegram de Hoy en Apple? ¡Quiero unirme!

Las aplicaciones han pasado de costar más de 50€ y casi nunca actualizarse a costar 5€ y necesitar un mantenimiento constante para seguir funcionando adecuadamente. ¿Realmente nos sorprende que los desarrolladores abracen las suscripciones? No es avaricia, es hacer posible el desarrollo.

Algunos números

Si pagamos 5€ por una aplicación de iPhone, ¿cuánto cabe esperar que siga funcionando? De esos 5€ Apple se queda el 30%, el desarrollador se queda por lo tanto con 3,50€. De estos, un desarrollador en la Unión Europea pagará, aproximadamente, 1€ en impuestos, así que ya solo quedan 2,50€. Si la infraestructura en la web requiere, vamos a decir, 1€ de mantenimiento al año, en dos años el desarrollador empieza ha perder dinero. Esto sin contar las inversiones que el desarrollador tiene que hacer por su cuenta como comprar ordenadores, cursos, aplicaciones, etc.

Fatiga de suscripción

¿Nos gustará pasar a pagar un euro al mes para cada app? Probablemente no. Pero lo cierto es que cada vez las apps son más capaces y mejores llevándonos a utilizar mmenos, personalmente compro muchas menos aplicaciones ahora que hace unos años y estoy dispuesto a pagar 10€ al año para las aplicaciones que utilizo diariamente.

Si como usuarios esperamos que los desarrolladores cobren una vez por una aplicación y que la actualicen indefinidamente, mientras además ofrecen sincronización, soporte multi-dispositivo, etc., probablemente esperamos demasiado. Al final si un desarrollador debe crear y vender una app a un pago único de 5€ y actualizarla periódicamente probablemente optará por no desarrollarla para empezar.

Es cierto que para los desarrolladores las suscripciones no son el único recurso para obtener dinero, hay apps gratuitas llenas de publicidad o que venden nuestros datos. Al final si no queremos pagar 50€ por una aplicación podemos pagarla con anuncios, pagarla con nuestros datos o a través de una suscripción.

¿Estas de acuerdo? ¿Que te gustaría cambiar en el mercado de las apps? Cuéntanoslo en comentarios o dinos algo en twitter @HoyenApplecom