El procesador A14 del iPhone 12 puede ser tan potente como el MacBook Pro 15′

Bastante hemos oído hablar del próximo iPhone que presuntamente recibirá el nombre de iPhone 12. Esperamos un diseño similar al iPhone 4 o al iPad Pro con unos marcos más cuadrados, en el campo de las cámaras esperamos sensores de tiempo de vuelo capaces de medir con precisión el entorno del iPhone para mejorar las capacidades de realidad aumentada.

También veremos llegar la conectividad 5G, posiblemente alcanzaremos los 6GB de RAM y nuevos procesadores A14. Hablemos de ello.

Los nuevos procesadores A14 casi con toda seguridad llegarán con serigrafía de 5 nanómetros, ¿que significará eso?

Antes de nada un minúsculo recordatorio sobre procesadores. El procesador es el chip que se encarga de hacer los cálculos que el sistema operativo necesita para funcionar y desarrollar las tareas que le solicitamos. Los procesadores están formados por transistores, unos componentes electrónicos que permiten realizar cálculos con algebra de Boole (el algebra que usamos en binario, es decir cuando operamos con ceros y unos).

A muy resumidas cuentas cuantos más transistores tenga un procesador más potente será. Actualmente los procesadores A13 de los iPhone 11 están fabricados con tecnología de 7 nm (nanómetros), es decir que cada transistor mide 7nm, es fácil deducir que al reducirlos a 5nm cabrán más transistores, pero además el procesador será más eficiente a nivel energético y térmico.

Ahora que estamos situados podemos decir que el cambio de 7nm a 5nm para la próxima generación de procesadores de Apple puede representar que los iPhone vayan a ser tan potentes como los MacBook Pro de 15 pulgadas.

En un artículo en Macworld (en inglés) Jason Cross expone que un procesador impreso en 5 nm dará cabida a 15.000.000.000 de transistores, lo cual es mucho más que los mejores procesadores del mercado actualmente. De hecho es tanto que probablemente Apple reduzca ligeramente el tamaño del chip a 85mm cuadrados y unos 12.500 millones de transistores.

A nivel comparativo un procesador de estas características alcanzaría los 4.500 puntos de potencia y si pensamos en el multi-core (varios núcleos de procesado trabajando conjuntamente) podemos alcanzar los 5.000. Tengamos en cuenta que a día de hoy los Android más capaces alcanzan solamente unos 3.000 puntos, de hecho 5.000 puntos se acerca al terreno de los procesadores intel de seis núcleos del MacBook Pro.

¿Telegram de Hoy en Apple? ¡Quiero unirme!

Si a esto le añadimos la mejora de la GPU, el procesador de gráficos, y una memoria RAM más rápida y de hasta 6GB la mejora en el rendimiento de los iPhone 12 podría ser del 50% y alcanzar hasta unos 9.500 puntos en las pruebas de velocidad.

Más velocidad y potencia significa que el procesador es capaz de realizar tareas que hasta ahora no podían ni plantearse, la mayoría de ellas relacionadas con la inteligencia artificial.

Por ahora solo podemos esperar a septiembre para ver de qué serán capaces los nuevos iPhone pero es muy posible que todos nos llevemos una agradable sorpresa.

Noticias relacionadas: