La fiabilidad de Face ID es mejor que la de algunos aeropuertos

Ya hemos visto en el pasado como una máscara en 3D o incluso una fotografía de la cara era capaz de engañar a sistemas de reconocimiento facial y permitir pagos o acceder a dispositivos. Hoy vemos como estas pruebas han conseguido engañar al sistema de embarque de uno de los mejores aeropuertos del mundo y sin embargo nada han podido frente a Face ID.

Según nos cuenta la revista Fortune una compañía de inteligencia artificial ha llevado a cabo estas pruebas.

La prueba, realizada por la empresa de inteligencia artificial Kneron, consistió en visitar lugares públicos y engañar a los terminales de reconocimiento facial para que permitieran el pago o el acceso. Por ejemplo, en las tiendas de Asia, donde la tecnología de reconocimiento facial se utiliza ampliamente, el equipo de Kneron utilizó máscaras 3D de alta calidad para engañar a los sistemas de pago AliPay y WeChat con el fin de realizar compras.

Estos sistemas, que se asemejan a los que se ven en los aeropuertos, utilizan la cara de una persona en lugar de un PIN o una huella dactilar para validar la identidad del usuario. Tales máscaras, en teoría, podrían permitir a los estafadores usar la cara de otra persona -y la cuenta bancaria- para ir de compras.

Más alarmantes fueron las pruebas realizadas en los centros de transporte. En la terminal de autoabordaje del aeropuerto de Schiphol, el aeropuerto más grande de los Países Bajos, el equipo de Kneron engañó al sensor con solo una foto en la pantalla de un teléfono. El equipo también dice que pudo acceder de esta manera a las estaciones de tren en China, donde los viajeros utilizan el reconocimiento facial para pagar sus tarifas y subir a los trenes.

En el tema de las máscaras cabe mencionar que estas tienen un precio relativamente alto y sobretodo lleva bastante tiempo elaborarlas, con lo que es improbable que se usen de forma común. Sin embargo podrían ser problemáticas para figuras públicas, pues permitirían vincularles fraudes u otras actividades ilegales.

En el tema de las fotografías la situación es más que preocupante. La posibilidad de subir a un avión con solo enseñar la foto de la cara de otra persona es algo que debería hacer saltar las alarmas en el uso de esta tecnología. El Aeropuerto de Schiphol no ha querido responder sobre la efectividad de sus sistema de reconocimiento facial.

Por último, y volviendo al tema que nos interesa como blog sobre Apple, tenemos buenas noticias. La máscara 3D que tanto éxito ha tenido en todos estos sistemas ha sido totalmente inútil contra Face ID. Ni siquiera el iPhone X, que fue el primero en introducir esta tecnología y que cuenta con procesadores neutrales notablemente menos potentes que los actuales iPhone 11, ha permitido el acceso indebido.

¿Telegram de Hoy en Apple? ¡Quiero unirme!

Sin duda Apple ha diseñado sus algoritmos de reconocimiento a consciencia, de hecho según una patente el sistema requiere de movimiento muscular en el rostro para la autenticación.

Noticias relacionadas: