La importancia de las valoraciones de las apps

Las apps que instalamos en nuestro iPhone o iPad provienen de la App Store que contiene millones de aplicaciones y donde las buenas aplicaciones, que quieren destacar por encima de las demás dependen, en parte, de las reseñas y puntuaciones de los usuarios.

Junto al número de descargas y otros factores la puntuación que tiene una aplicación, ya sea en forma de valoración, es decir la cantidad de estrellas, así como los comentarios son un factor influyente en que las apps destaquen dentro de la tienda.

Sabiendo esto los desarrolladores se las ingenian para pedirnos que valoremos su app y dejemos un comentario. Aunque pedir una valoración es algo perfectamente comprensible algunas apps abusan con peticiones repetidas o muy continuadas haciendo que la experiencia de uso se degrade.

La solución de Apple

Apple, en vistas de esta situación, presentó en iOS 10.3 una API que permite a los desarrolladores ceder al sistema la tarea de pedir las valoraciones. Este sistema tiene ventajas e inconvenientes que, al mismo tiempo, dependen del punto de vista del usuario o del desarrollador.

Como usuarios, en el mensaje donde se nos pide la valoración podemos elegir entre una y cinco estrellas, pulsar Hecho y seguir usando la app sin perder el contexto de lo que estábamos haciendo y sin tener que ir a la App Store.

La petición de clasificación solo puede mostrarse tres veces al año. Además, cuando dejamos una clasificación la aplicación no puede volver a pedirnos otra durante un año entero y además la app tiene que haberse actualizado a una nueva versión para hacerlo.

¿Telegram de Hoy en Apple? ¡Quiero unirme!

Estas restricciones llegan porque Apple es consciente de la pobre experiencia de usuario que ofrecen algunas apps en lo que a notificaciones y peticiones se refiere. Sin embargo, por ahora el uso de esta API no es obligatorio, por lo que los desarrolladores pueden elegir entre usar el sistema que Apple proporciona o seguir usando sus propios sistemas que están libres de restricciones.

Apple además nos ofrece la capacidad de desactivar las peticiones de valoración completamente. Los pasos son los siguientes:

  1. Abrimos la app Ajustes en nuestro iPhone o iPad.
  2. Entramos en iTunes Store y App Store.
  3. Activamos o desactivamos Valoraciones dentro de la app.

Tengamos en cuenta que solo desactivaremos las peticiones en las apps que usen la API de Apple, el resto de las apps seguirá usando su propio sistema que no podemos desactivar.

Valorar o no valorar, esta es la cuestión

Ahora, ¿desactivamos? depende. ¿Valoramos que el desarrollador sea menos intrusivo con nuestra experiencia de uso? ¿Le premiamos por esta decisión? ¿Estamos tan cansados de estas peticiones que desactivamos todas las que podemos? Es una decisión enteramente nuestra.

Más sobre la App Store: