«Iniciar sesión con Apple» qué es y para qué sirve

Como experto en seguridad y privacidad una de las novedades que más me llamó la atención en la pasada WWDC, sobretodo por ser totalmente inesperada, fue «Sign in with Apple».

Con la llegada de iOS 13 la semana pasada y de iOS 13.1 y iPadOS 13.1 hace dos días esta función empieza a estar disponible. En Hoy en Apple os contamos en qué consiste y cómo utilizarla.

Un poco de contexto

Cuando encontramos una app o servicio que nos solicita registrarnos para acceder es común que se nos ofrezcan varias opciones.

La primera de ellas es registrarse con el correo electrónico. En este caso proporcionamos nuestro nombre, un correo electrónico de contacto y, si se nos solicita, alguna otra información y ya podemos empezar a usar el servicio.

La segunda opción que se nos ofrece es «Iniciar sesión con Google», «Iniciar sesión con Twitter», «Iniciar sesión con Facebook», etc. En este segundo caso solo tenemos que introducir nuestro usuario y contraseña de Google, Twitter o Facebook y ya podemos usar el servicio. Para ser precisos lo que hacemos es autorizar a Google, Twitter o Facebook a ceder nuestros datos (nombre, correo, foto de perfil, lista de amigos, ubicación, ciudad de residencia…) a la app o servicio.

Cada sistema tiene sus pros y sus contras, por ejemplo para estudios de desarrollo pequeños montar toda la infraestructura para registro y gestión de usuarios puede ser demasiado costoso, sobretodo después del RGPD, así que disponer de la opción «Iniciar sesión con …» facilita enormemente las cosas. Sin embargo serán muchos los que ya no veamos con buenos ojos que compañías como Facebook dispongan de tantos datos como para que además sepan qué servicios utilizamos, cómo, cuándo y dónde.

Aquí es donde entra «Iniciar sesión con Apple». El servicio funciona de forma muy similar a todos los demás pero con el sello de respeto por la privacidad y la seguridad que tanto caracteriza a Apple.

Iniciar sesión con Apple
Opciones al usar «Iniciar sesión con Apple».

Cómo funciona «Iniciar sesión con Apple»

El proceso, que se resume en la imagen superior, es de lo más sencillo:

  1. Abrimos una app que nos ofrezca la opción de usar «Iniciar sesión con Apple».
  2. Elegimos esta opción al iniciar sesión.
  3. Si lo deseamos editamos el nombre.
  4. Elegimos si queremos compartir nuestro correo o no.
  5. Tocamos «Continuar».
  6. Ya estamos registrados.

En el caso de que no deseemos compartir nuestro correo, el servicio al que nos estamos inscribiendo recibirá una dirección de email del estilo [email protected] al que podrá enviar los mensajes y estos se redirigirán automáticamente a nuestro correo personal.

Sin duda la combinación entre seguridad y privacidad que nos ofrece Apple como empresa, junto a la facilidad que tienen los desarolladores para incorporar esta función y dejar que Apple maneje las cuentas sin tener que hacer nada más (y además gratuitamente), significa que tanto usuarios como desarolladores salimos ganando.

Una gran noticia en los tiempos actuales.

Más sobre privacidad y seguridad: