Análisis del nuevo iPhone 11 Pro

El pasado viernes día 20 recibí, con gran alegría, mi nuevo iPhone 11 Pro. Hoy tras varios días de uso, pruebas, comparaciones y bastante asombro estoy listo para contaros mis impresiones de la nueva generación de teléfonos de la marca de la manzana.

Vamos a hablar de diseño, de resistencia, de pantalla, de cámaras (por triplicado) y de todo lo que hace de este uno de los mejores teléfonos del mercado actualmente.

Diseño

El diseño de los nuevos iPhone, tanto los 11 como los 11 Pro de los que hablamos en este artículo, mantienen el mismo tamaño y factor de forma que los anteriores iPhone X y iPhone XS pero con cambios tan notables como acabados, colores y, por supuesto, la triple cámara.

La novedad que más salta a la vista en los nuevos iPhone es la inclusión de una tercera cámara en su parte trasera, y aunque a nivel técnico esto abre un sinfín de nuevas funciones y posibilidades de las que pronto hablaremos, a nivel práctico pronto te acostumbras al cambio y te olvidas de él.

El sobresalir de las cámaras parece menor que en modelos anteriores y su tamaño y posición hace que el teléfono incluso se balancee menos cuando se usa apoyado en una mesa.

¿Telegram de Hoy en Apple? ¡Quiero unirme!

Otra parte fundamental del cambio de diseño es el acabado del cristal trasero que pasa de brillante a mate. En cuanto a apariencia cada uno tendrá sus gustos pero lo que sí puedo confirmar es que la resistencia a las huellas es total, las huellas no quedan marcadas. Además el endurecimiento a nivel atómico que esto conlleva hace que las pequeñas abrasiones propias de rascar el teléfono, ya sea dentro del bolso o encima de una mesa al dejarlo o recogerlo, no vayan a tener ningún efecto en los nuevos iPhone 11 Pro.

Pantalla

Hace unos días nos hicimos eco de la nueva puntuación A+ que DisplayMate ha asignado a la nueva pantalla, situándola automáticamente como la mejor del mercado. Cabe resaltar que la calidad de pantalla en los iPhone X y XS ya era impresionante y esta sigue su línea. Si tengo que encontrar una evolución, para mí, es el ángulo de visión (que ha aumentado) y la cantidad de reflejos (que ha disminuido).

Más allá de estos cambios, en el día a día, se aprecian pocas diferencias.

Modo Noche iPhone 11 Pro
Con y sin el Modo Noche activado en el nuevo iPhone 11 Pro.

Cámaras

Lo que Apple ha sido capaz de conseguir con la adición de una nueva cámara y el chip A13 que procesa la información de la misma es descomunal, impresionante, magnífico.

En este análisis no vamos a entrar a hablar de números ni especificaciones técnicas, vamos a hablar de resultados. La nueva cámara ultra gran angular cumple con lo prometido: nos permite capturar mucha más información tanto en interiores como en exteriores. La distorsión que la lente introduce, aunque se aprecia (sobretodo en interiores), es mucho menor de lo que cabría esperar.

Una pequeña curiosa función es que ahora, cuando sacamos una foto usando la lente «normal», el iPhone captura, además, la información de los márgenes de la foto usando la ultra gran angular, de modo que si la imagen nos ha quedado torcida o queremos reencuadrarla ligeramente tendremos información de la que valernos en lugar de toparnos con márgenes negros.

¿Twitter de Hoy en Apple? ¡Quiero unirme!

Sobre el modo noche, que puedo decir, llevo siguiendo el mundo Apple de primera mano desde hace muchos años y tengo que reconocer que desde el iPhone original ninguna función me había sorprendido tanto como el Modo Noche en los nuevos iPhone 11 Pro. Hace que me replantee qué es lo que soy capaz de fotografiar con estas nuevas cámaras. En mis pruebas el iPhone ha sido capaz de sacar una fotografía de una estancia en la que yo ni siquiera veía si tenía una pared delante.

Puedo afirmar que por muchos videos y fotos que veamos del modo noche ninguno le hace justicia, tienes que estar ahí y apreciar lo que el iPhone es capaz de «ver» cuando tú apenas ves nada.

Rendimiento, batería y FaceID

Todos esperamos que los nuevos iPhone sean más rápidos, que las apps se carguen antes y que el rendimiento del sistema mejore, y lo cierto es que así es. Sin embargo cuando ya en un iPhone X, que tiene ahora mismo dos años, el rendimiento es excelente el que Apple añada más potencia a sus procesadores es algo que no se nota en el día a día.

La batería de los nuevos iPhone también es algo que ha dado que hablar. Apple publicita un aumento de cuatro horas para el iPhone 11 Pro y de 5 horas para el iPhone 11 Pro Max respecto al iPhone XS. Lo cierto es que la batería en estos nuevos teléfonos transmite la sensación de ser inagotable. En mis primeros tests, y tengo que decir que durante estos días he usado mucho el iPhone, el teléfono llegaba a las 8 de la noche con un tranquilo 50% de batería si no más.

Uno de los cambios que no me esperaba y más he empezado a valorar es FaceID, su mayor velocidad y las mejoras en el algoritmo para detectarnos desde ángulos más irregulares permite que el reconocimiento comience antes. El resultado final es que prácticamente ya no veo el candado abriéndose, lo veo ya abierto.

Conclusiones

Para mí los iPhone de este año han cumplido con todas mis expectativas: una cámara magnífica, mejor pantalla, más velocidad y más batería.

¿Debo actualizar? Esta es la pregunta que más me hacen las personas y la contestación es la siguiente: si tienes un iPhone con botón Home y sin FaceID, sin duda, sí. Si tienes un iPhone X o XS el cambio se ve sobretodo en las cámaras y la batería, si estos son elementos importantes para ti sin duda el cambio cumplirá con tus expectativas.

Artículos relacionados: