Cómo configurar una foto como fondo de pantalla en nuestro iPhone y iPad

Desde iOS 2 (no 12), Apple ofrece fondos de pantalla predeterminados para que usemos en nuestros dispositivos. Además, podemos usar cualquier fotografía que nosotros hayamos hecho y tengamos guardada en la app Fotos.

Una foto personalizada ofrece gran cantidad de opciones, pues somos nosotros quienes la hacemos y elegimos. Además, una vez escogida la foto podemos moverla o ampliarla para mostrar exactamente la zona que nos interesa.

Para configurar un foto como fondo de pantalla los pasos son los siguientes:

  1. Abrimos la app Ajustes.
  2. Entramos en «Fondo de pantalla».
  3. Tocamos «Seleccionar otro fondo».
  4. En la parte inferior elegimos un álbum o bien «Todas las fotos».
  5. Escogemos el fondo que nos guste.
  6. Escalamos la imagen haciendo zoom (separando o juntando dos dedos) y la colocamos a nuestro gusto (deslizando un dedo).
  7. En la parte inferior escogemos entre:
    • Estática: La imagen no se mueve.
    • Profundidad: La imagen se mueve siguiendo el movimiento del dispositivo (ideal para pantallas OLED como la del iPhone X, XS o XR).
    • Live Photo (solo disponible en los iPhone): La imagen solo se moverá en la pantalla bloqueada cuando presionemos fuerte sobre ella.
  8. Tocamos «Fijar».
  9. Seleccionamos en qué pantalla mostrar el fondo.

Recordemos que «Pantalla bloqueada» es donde vemos solamente la hora y «Pantalla de inicio» es donde encontramos nuestras apps.


El fondo de pantalla realmente da personalidad a nuestro equipo. Uno u otro fondo puede cambiar de forma importante la percepción que tenemos de nuestro dispositivo.

Artículos relacionados: