Cómo configurar Touch ID en nuestro Mac

Touch ID llegó por primera vez a nosotros a través del iPhone 5s. Desde entonces ha estado evolucionando y mejorando hasta ser substituido por el Face ID en el iPhone X y posteriores. Sin embargo, en el Mac, la historia es un poco distinta. Touch ID se empezó a montar en los MacBook Pro a partir de 2016 y en el MacBook Air a partir de 2018.

Se trata de una herramienta que nos aporta gran comodidad a la hora de intorducir contraseñas, desbloquear paneles de configuración o rellenar los credenciales en Safari.

Veamos cómo configurarlo en nuestro Mac.

Lo primero que tenemos que hacer es asegurarnos de que nuestro Mac dispone de Touch ID. Para ello fijémonos en la imagen siguiente:

Portátiles Mac con Touch ID.

Cómo configurar Touch ID

Lo primero que tenemos que hacer es acceder al panel de preferencias adecuado:

  1. En el menú Apple () elegimos «Preferencias del Sistema…»
  2. Entramos en “Touch ID”.

Una vez aquí tenemos tres opciones: añadir una huella, eliminar una huella o configurar algunas opciones extra.

Cómo añadir una huella

  1. Pulsamos «Añadir huella».
  2. Reposamos nuestro dedo, plano, sin moverlo, repetidas veces en el lector.
  3. Cuando veamos el texto «Continua para capturar los bordes de tu huella digital» seguimos reposando nuestro dedo, sin moverlo, varias veces, pero esta vez tocamos el sensor con los bordes del dedo.
  4. Cuando aparezca «Touch ID preparado» pulsamos Aceptar.

Cómo eliminar una huella

  1. Colocamos el ratón encima de la huella que queremos eliminar.
  2. Pulsamos la cruz «x» que aparece sobre ella.
  3. Introducimos la contraseña del Mac.
  4. Pulsamos Aceptar.
  5. Tocamos Eliminar.

Opciones extra

Podemos elegir qué usos vamos a dar a Touch ID. Las opciones son:

  • Desbloquear el Mac.
  • Apple Pay.
  • iTunes Store, App Store y Apple Books.
  • Autorrelleno de contraseña.

Podemos activar y desactivar las que prefiramos, aunque la recomendación general suele ser mantenerlas todas activadas.

Además, al hacer clic encima de «Dedo X», podemos asignarle un nombre para reconocer las diferentes huellas.