Algunos detalles sobre el electrocardiograma del Apple Watch

El Apple Watch series 4 fue el primero en contar con una función de electrocardiograma. Un electrocardiograma (también llamado ECG) es una prueba que registra la duración e intensidad de las señales eléctricas que hacen latir el corazón. 

En este artículo vimos cómo usar la app ECG en el Apple Watch para realizar un electrocardiograma, ahora vamos a ver algunos trucos, recomendaciones y detalles.

Cómo funciona el ECG en el Apple Watch

El Apple Watch Series 4 genera un equivalente a un ECG de una sola derivación, mientras un ECG clínico usa 12 derivaciones, es decir, 12 puntos de medición que permiten generar 12 ondas distintas, desde diferentes ángulos, y, por lo tanto, obtener información muy precisa más allá de la presencia o no de la AFib, que es lo que el Apple Watch está diseñado para detectar.

El porcentaje de acierto que tiene el Apple Watch en discernir entre un ritmo sinusal y un AFib en comparación con un ECG de doce derivaciones es aproximadamente el 98%.

Es importante tener en cuenta que el Apple Watch no puede:

  • Detectar un ataque cardiaco.
  • Detectar coágulos sanguíneos ni embolias.
  • Detectar otros problemas relacionados con el corazón, como la tensión arterial u otras formas de arritmia.

Recomendaciones de uso

Para obtener los mejores resultados en la lectura del electrocardiograma debemos tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Descansemos los brazos en una mesa o en nuestro regazo durante la lectura. Mantengámonos quietos, respirando de forma normal y tranquila.
  • Asegurémonos de que el Apple Watch está suficientemente ajustado a nuestra muñeca, con la correa debidamente ajustada para que los sensores tengan buen contacto con la piel.
  • Asegurémonos de tener manos, muñeca y el Apple Watch limpios y secos, sobretodo si hemos estado nadando, en la ducha o hemos sudado mucho después de un ejercicio físico. 
  • Comprobemos que llevamos el Apple Watch en la muñeca que definimos en sus ajustes, como ya vimos en este artículo.
  • Alejémonos de cualquier dispositivo electrónico u objeto metálico para evitar interferencias eléctricas.

Si aún con las consideraciones anteriores, el Apple Watch sigue mostrando un resultado no concluyente de manera repetida, el motivo puede ser uno de los siguientes:

  • La frecuencia cardiaca está por encima de 100 LPM.
  • Un marcapasos u otros afectan a la lectura.
  • La app ECG no está diseñada para detectar otros tipos de arritmias o dolencias cardiacas.
  • Un pequeño porcentaje de personas, que pueden estar perfectamente sanas, pueden presentar algunas condiciones fisiológicas que dificulten o impidan la lectura.

La contribución del Apple Watch al monitoreo de nuestra salud es muy notable, sin embargo, independientemente de los resultados, siempre es mejor consultar a un médico. Si hay una situación crítica recordemos que los dispositivos de Apple permiten contactar con los servicios de emergencia de forma sencilla, lo vimos en este artículo.

Artículos relacionados: