Apple y los servidores propios

Este mismo lunes oímos informes sobre las cifras que Apple pagaba a Amazon para utilizar sus servidores. La información exponía como esta cantidad podía ir aumentando paulatinamente ya que Apple está, justamente, dando más fuerza a su división de servicios que incluyen Apple TV+, Apple Music, Apple Arcade, etc.

Hoy «The Information» llega para arrojar más luz a la situación con nuevos datos que nos dan una visión más general.

La información a la que tuvimos acceso el lunes explicaba como Apple está pagando más de 30 millones de dólares cada mes a Amazon para utilizar su servicio Amazon Web Services y sugería que esto era una subida del 10% respecto al año pasado.

La información a la que hoy hacemos referencia expone justo lo contrario, que Apple pagó a Amazon alrededor de 370 millones de dólares en 2018, pero que en realidad esto es una bajada respecto a 2017 donde la factura ascendió a 775 millones de dólares. Es decir una bajada del 50%.

Apple usa los servidores de Amazon, Google y Microsoft para mantener su infraestructura en la nube en funcionamiento. Sincronización de fotografías, copias de seguridad, Apple Music y iCloud son algunos de los servicios que Apple ofrece a través de estos servidores. Si bien es cierto que por motivos de privacidad y seguridad Apple siempre ha almacenado la información más sensible en sus propios servidores, sobretodo claves de cifrado (sin las cuales la información almacenada en los servidores carece de ningún sentido), ahora «The Information» indica que Apple está transicionando todos los demás servicios a sus propios servidores.

Que los servicios de iCloud y demás corran en los servidores de Apple solo puede representar una mejora para nosotros, los usuarios. Mejoras en forma de velocidad, fiabilidad y privacidad.

De hecho, ya en 2016, oímos rumores de un proyecto interno de Apple con el nombre en clave de «Proyecto McQueen» destinado a eliminar la dependencia de Apple de los proveedores de servidores en la nube que tenía hasta entonces.

Al parecer esta intención lleva en Apple varios años y se ha visto alimentada con errores en servidores que han dejado los servicios inaccesibles para los clientes o incluso un fuego en un centro de datos de Google que ocasionó que algunos clientes de Apple perdieran acceso a fotos y otros datos de iCloud, ya que Google no mantenía una copia de seguridad del contenido de los servidores.

Apple ha dedicado mucha energía al llamado «Proyecto McQueen» con la construcción de enormes centros de datos, con una inversión de más de 10.000 millones de dólares para la construcción de centros de datos en Estados Unidos en los próximos 5 años. Apple también está construyendo su segundo centro de datos en Dinamarca que entrará en funcionamiento durante este mismo año.


Artículos relacionados: