Cómo comprimir y descomprimir archivos en nuestro Mac

Comprimir los archivos de nuestro Mac tiene dos ventajas: en primer lugar reduce el tamaño que estos ocupan y, en segundo lugar, genera un solo archivo de una colección de ellos. De este modo un solo archivo (que contenga muchos dentro) es más sencillo de enviar, ya sea por correo, mensaje o para subirlo a internet.

Los Mac vienen preparados para comprimir y descomprimir archivos zip de forma muy intuitiva y sencilla. Hoy vamos a conocerla.

Cómo comprimir archivos y carpetas

Comprimir archivos y carpetas es muy sencillo. Los pasos son los siguientes:

  1. Seleccionamos todas las carpetas o archivos que queremos comprimir. Para ello tienen que encontrarse todos dentro de una misma carpeta, si es necesario los movemos previamente.
  2. Hacemos clic secundario (derecho) sobre uno de ellos.
  3. Elegimos «Comprimir X ítems».

Con estos pasos aparecerá junto a los archivos seleccionados un archivo de extensión .zip que generalmente tiene el nombre «Archivo comprimido». Podemos cambiarle el nombre si lo deseamos, simplemente clic secundario (derecho) y elegimos renombrar.

Cómo descomprimir archivos zip

Descomprimir los archivos es aún más sencillo.

Simplemente tenemos que hacer doble clic encima del archivo .zip

Al hacerlo se creará una carpeta al lado del archivo comprimido y con su mismo nombre. Dentro de esta carpeta encontraremos, descomprimidos, todos los archivos que el zip contiene.

Utilidades de compresión de terceros

La utilidad de compresión que viene de manera predefinida en todos los Mac es, sin duda, la más optimizada para el sistema. Además, la más sencilla de utilizar. Sin embargo, tiene algunas limitaciones, sobretodo en cuanto a formatos.

La utilidad de compresión solo puede comprimir y descomprimir archivos zip.

Si deseamos comprimir archivos la recomendación suele ser usar zip, el principal motivo es que se trata del formato más extendido y que ofrece mejor compatibilidad, es decir que podremos abrirlo en prácticamente cualquier sistema operativo.

Sin embargo, si llega a nosotros un archivo que necesitamos descomprimir y no se trata de un formato zip podemos recurrir a herramientas de terceros. Mi recomendación para estos casos es la app «The Unarchiver» del desarrollador «Mac Paw» que podemos encontrar en la Mac App Store.


Artículos relacionados: