Qué son los retoques no destructivos

Cuando nosotros hacemos una fotografía esta se guarda en nuestra fototeca de fotos como archivo de imagen, puede ser en formato JPEG o en formato HEIF dependiendo de la configuración de nuestro dispositivo.

Utilizando la app Fotos podemos editar nuestras fotografías. Podemos añadir brillo, recortarlas, quitar lo ojos rojos, etc. Pero ¿qué pasa el día que cambiamos de opinión sobre esos retoques? Veámoslo.

Qué pasa cuando editamos una fotografía

Cuando editamos una fotografía significa que hacemos cambios sobre ella. La lista de cambios que podemos hacer es bastante extensa: podemos retocar colores, brillos, contrastes, cambiar tamaño, recortar, girar, aplicar filtros, hacer correcciones y anotaciones, etc.

Mientras estamos editando podemos utilizar la función de deshacer para volver al estado anterior si algún ajuste no tiene la pinta que a nosotros nos gustaría, pero ¿qué pasa cuando guardamos? ¿Podremos volver a editarlo?

Depende de la aplicación que usemos. Existen las aplicaciones donde una vez acabados los retoques estos quedan permanentes en el archivo y las que nos permitirán restablecer el archivo a su estado original.

La app Fotos es del segundo tipo.

Cómo funcionan los retoques no destructivos

Aunque nosotros, como usuarios, no veamos la dinámica interna de la aplicación, esta funciona de la siguiente manera:

Cuando nosotros editamos una imagen la aplicación guarda la imagen original, todas las instrucciones de retoque que nosotros hagamos y la imagen con los retoques aplicados.

De esta sencilla forma, siempre que lo deseemos, incluso pasados años de haber editado una foto en Fotos, podremos volver a la imagen sin editar.

Algunos comentarios

Las ventajas de este método son claramente visibles: podemos editar fotografías con confianza porque siempre podremos volver atrás.

La desventaja principal (y prácticamente la única) es que el tamaño de la fototeca aumenta con la edición. Afortunadamente, con la optimización de almacenamiento que Apple hace y su formato de fotos de alta eficiencia el cambio es mínimo.

Incluso cuando hacemos fotografías con, por ejemplo, el filtro de blanco y negro se genera el archivo original y el editado, de modo que podemos retirar el filtro una vez la foto es capturada.


Así que la próxima vez que estemos editando una foto en la app Fotos hagámoslo con la tranquilidad que el día que ese retoque deje de gustarnos tendremos la foto original disponible para ser recuperada.

Artículos relacionados: