Cómo sincronizar contraseñas usando iCloud

iCloud sincroniza muchas cosas, desde los contactos, los calendarios o los recordatorios hasta las contraseñas. Podemos consultar una lista completa en este artículo. La sincronización de las contraseñas es, sin duda, una de las funciones más interesantes al mismo tiempo que desconocida. Vamos a conocerla.

Cuando tomamos en cuenta la cantidad de contraseñas que tenemos que usar para hacer casi cualquier cosa online y lo multiplicamos por todos los dispositivos que usamos en el día a día las cifras empiezan a amontonarse.

Debido a esta situación, hace algunos años que gozan de popularidad aplicaciones de gestión de contraseñas como 1Password. Sin embargo, Apple ofrece su propia solución, extremadamente segura y muy bien integrada en todos los dispositivos.

Cómo activar la sincronización de contraseñas

En nuestro iPhone y iPad

Los pasos a seguir son sencillos:

  1. Abrimos la app Ajustes.
  2. Tocamos en nuestro nombre.
  3. Entramos en iCloud.
  4. Activamos «Llavero».

En nuestro Mac

  1. Seleccionamos «Preferencias del Sistema…» en el menú .
  2. Elegimos iCloud.
  3. Activamos la opción «Llavero».

Con estos pasos todas las contraseñas de los diferentes dispositivos se fusionarán, sin repetir ninguna, y estarán disponibles en todos ellos.

Un apunte sobre la seguridad

Las contraseñas son la herramienta que usamos para identificarnos en servicios tan sensibles como nuestra banca online o para hacer pedidos y compras.

Es importante que cuando escogemos un gestor de contraseñas tomemos muy en cuenta la seguridad que nos ofrece. En este caso, Apple explica cómo funciona la seguridad del llavero de iCloud:

iCloud protege nuestra información con encriptación de extremo a extremo, que proporciona el mayor nivel de seguridad para los datos. Nuestros datos se protegen con una clave derivada de información única del dispositivo combinada con la contraseña de este, que únicamente nosotros conocemos. Nadie más puede acceder a estos datos ni leerlos, ni siquiera Apple, independientemente de si se están enviando o ya están almacenados.