Cómo revisar que apps tienen acceso a nuestra ubicación

Una de las informaciones más valiosa contenida dentro de nuestros dispositivos es la localización. Gracias al GPS podemos saber en todo momento dónde nos encontramos exactamente, pero ¿quién más puede acceder a esta información?

La respuesta es fácil: todo aquel que nosotros decidamos y nadie más. Dado que la decisión es nuestra, es bueno saber cómo consultar el estado de los permisos de localización y comprender los diferentes ajustes.

Recientemente un artículo del NewYork Times ha arrojado luz sobre el hecho de que muchas aplicaciones venden los datos de nuestra ubicación hasta con 40 empresas distintas. Y explica cómo la información es tan detallada para poder identificar a cada una de las personas y conocer todos los movimientos. Por ello es imprescindible que sepamos a qué apps damos acceso a esta información.

Qué criterio podemos usar

Decidir qué aplicación debe o no debe tener acceso a la ubicación es complejo. Al final, muchas aplicaciones tienen un motivo legítimo para acceder a la ubicación y pueden hacer un mal uso de ello. Por regla general, siempre debemos preguntarnos qué motivo tiene la app para acceder a la información. ¿Nuestra app del banco tiene que saber dónde estamos en todo momento? ¿Y una app para la cotización bursátil? ¿Qué hay de una app de retoque fotográfico? Pues probablemente la respuesta a todos ellos es que no. 

Cómo revisar los ajustes de ubicación

Antes de empezar tenemos que saber que hay diversas opciones para los permisos de localización:

  • Nunca: El nombre lo dice todo, la aplicación en cuestión no tendrá acceso a la localización en ningún momento.
  • Cuando se use la app: La app tendrá acceso a la localización cuando esté activa.
  • Siempre: Esta opción permite a la app usar nuestra ubicación siempre que quiera, aunque no esté activa en el momento. Desde la introducción de «Cuando se use la app» esta opción debería usarse solo cuando es absolutamente necesario.

Dicho esto vamos a ver dónde repasar qué apps tienen permiso para usar la ubicación. Para hacerlo los pasos son:

  1. Abrimos la app Ajustes.
  2. Entramos en Privacidad.
  3. Tocamos en Localización.

Aquí veremos una lista de todas las apps que han solicitado permiso para acceder a la ubicación. Podemos tocar en cualquiera de ellas para ajustar la preferencia a nuestro gusto.

Como referencia, Apple nos ofrece información sobre cómo la app se ha comportado con respecto a la información de ubicación.

Una flecha lila junto al nombre indica que la app ha accedido recientemente a la ubicación. Mientras una flecha gris indica que se ha accedido en las últimas 24 horas.

Por supuesto se puede desactivar la localización al completo usando la opción en la parte superior del panel de preferencias, pero esto deja al dispositivo con unas funciones bastante reducidas. Lo mejor es configurar que solo las apps que lo necesiten tengan acceso.