Sobre el modo de bajo consumo

La batería de nuestros iPhone es probablemente su aspecto más valioso. Cuando más usamos nuestro iPhone en el día a día más procuramos alargar su carga, sobretodo si no disponemos de dónde recargarlo fácilmente durante el día.

Las baterías externas son de gran ayuda en estas situaciones, pero hay otras maneras. Podemos desactivar el Wi-Fi y el Bluetooth si no vamos a usarlo, podemos reducir el brillo de la pantalla, etc.

En mis años en este mundo he visto personas que prácticamente dejan el teléfono inutilizable para rascar un pequeño porcentaje de batería, siendo una práctica común llevar siempre activado el «Modo de bajo consumo».

Qué es el modo de bajo consumo

El modo de bajo consumo reduce o desactiva estas prestaciones:

  • Comprobación automática del correo.
  • “Oye Siri”.
  • Actualización en segundo plano.
  • Descargas automáticas.
  • Algunos efectos visuales.
  • Bloqueo automático (cambia a 30 segundos).
  • Fototeca de iCloud (en pausa).

Con ello consigue que efectivamente el consumo sea menor, alargando la duración de la batería por más tiempo.

¿Y qué pasa con la velocidad del iPhone?

¡También se reduce! Se reduce muchísimo. El iPhone va mucho más lento en todo, desde abrir aplicaciones, a hacer fotos, cualquier acción que realizamos nos tomará exactamente el doble tiempo.

En la siguiente imagen podemos ver la puntuación que saca un iPhone X en velocidad. El primer test está realizado con el modo de bajo consumo desactivado, el segundo (como podemos ver en la batería de color amarillo) con el modo activo.

Podemos ver claramente que la puntuación cae a la mitad. Es decir, todo lo que hagamos tomará el doble de tiempo, al final tenemos que preguntarnos si aunque el gasto sea menor, el uso más prolongado en el tiempo compensa esta bajada en el consumo.

Resultados del test de velocidad de un iPhone X.

Cuándo debería activar el modo de bajo consumo

El sistema nos ofrece activar el modo de bajo consumo cuando la batería cae por debajo del 20%. Si en estas circunstancias prevemos que no vamos a poder cargar nuestro iPhone, en al menos un par de horas, lo mejor es que activemos el modo de bajo consumo.

Al fin y al cabo cómo configuramos nuestro dispositivo es una elección personal pero creo que es conveniente saber cómo afecta al rendimiento de nuestro iPhone para poder tomar una decisión informada.

El modo bajo consumo está diseñado sobretodo para que el iPhone trabaje menos cuando se encuentre en reposo en nuestro bolsillo, un uso diario con el modo activado puede llegar a ser contraproducente.