Cómo usar los recortes de texto en macOS

Cuando copiamos un texto, este se queda en un lugar invisible llamado «el portapapeles», donde se guarda indefinidamente hasta que algo que copiemos de nuevo lo reescriba. Algunas veces nos conviene copiar algún fragmento de texto de una forma más permanente, para ello podemos usar los recortes.

Cómo crear un recorte de texto

Crear un recorte de texto es muy fácil y se puede hacer desde prácticamente cualquier aplicación.

Simplemente tenemos que seleccionar el texto que nos interesa guardar y arrastrarlo al escritorio o a una ventana del Finder.

Esto genera un archivo «.textClipping» con el contenido de la seleccion, incluyendo formatos que pueda tener (tamaño de letra, negritas…). El nombre del archivo serán las primeras palabras del texto que hayamos arrastrado.

Cómo ver un recorte de texto

Siempre podemos ver un recorte de texto abriéndolo. Al hacerlo podemos seleccionar y copiar la parte del recorte que nos interese.

Para una consulta aún más rápida podemos tocarlo y presionar la barra espaciadora.

Cómo usar un recorte de texto

Una vez tenemos el recorte de texto podemos arrastrarlo directamente encima de un documento abierto y el texto se pegará automáticamente.

Podemos pegarlo prácticamente en cualquier parte, incluyendo páginas de internet, correos…

Los recortes de texto no pueden ser editados. Para hacer algún cambio debemos hacerlo directamente una vez lo hayamos pegado en el destino.

Los recortes de texto, aunque se sincronizan en iCloud, no pueden abrirse desde un iPhone o iPad.