Cómo usar nuestro iPhone o iPad como un teleprónter

Todos sabemos lo que es un teleprónter. Se usa en las cadenas de televisión para que los presentadores puedan leer las noticias y contenidos.

Algo que nos sería muy útil algunas veces si tenemos que hablar en una conferencia o en una reunión de negocios donde necesitamos notas.

Afortunadamente, la app Pages nos permite usar nuestro iPhone o iPad como teleprónter. 

Para usar estas función tenemos que disponer de las notas de la presentación en un archivo de Pages.

Activar el teleprónter en nuestro iPhone o iPad

  1. Nos dirigimos a la aplicación Pages en nuestro dispositivo y abrimos el documento que contiene nuestras notas.
  2. Pulsamos el botón Más (icono de tres puntos) en la parte superior derecha de la pantalla.
  3. Activamos el «Modo Presentador».

Inmediatamente veremos el cambio en el formato del documento. El fondo se volverá negro, la letra se volverá blanca y la pantalla entera aumentará de tamaño.

Cambiar el formato del Modo Presentador

Cuando estamos en modo presentador, tenemos varias opciones para personalizar la pantalla del teleprónter. Para acceder a ellas pulsamos el botón Aa. Dentro hay varias opciones:

  • Podemos ajustar el tamaño de la letra pulsando la A pequeña o grande de la parte superior.
  • Podemos modificar el color de fondo con los cuatro círculos de colores.
  • Para ajustar la tipografía tocamos en «Tipo de letra» y seleccionamos la que más nos guste.
  • En «Opciones de texto» podemos ajustar, si queremos, todo el texto en mayúscula, su interlineado y los márgenes de la pantalla.
  • Al activar «Desplazamiento automático», podemos elegir la velocidad con que el texto se desplazará.

Activar el desplazamiento automático

Podemos desplazarnos por el texto hacia arriba y hacia abajo con nuestro dedo. Para activar el desplazamiento automático (siempre que lo hayamos activado en el apartado anterior) simplemente tenemos que tocar la pantalla.

Si deseamos pausar el autodesplazamiento en cualquier momento solo tenemos que volver a tocar la pantalla.