El porqué de los cargadores originales

Día tras día nuestros dispositivos necesitan su tiempo de carga. Ya sea nuestro Mac o nuestro AppleWatch la tarea de enchufarlos diariamente es uno de nuestros compromisos. Con el tiempo y el uso los cargadores pueden estropearse, los cables doblarse o simplemente perder su capa protectora y pelarse.

Cuando llega el momento de cambiarlos a veces puede saltarnos la pregunta, ¿y uno más barato? Veamos porqué es mejor usar siempre cargadores originales.

Qué significa cargar un dispositivo

Cuando cargamos un dispositivo lo que hacemos es proveer electrones que quedan almacenados en la batería. De ahí la batería los va suministrando luego a los componentes internos a medida que los necesitan.

El proceso de cargar un dispositivo es mucho más complejo de lo que aparenta a simple vista. El flujo de electrones tiene que estar regulado para que la carga sea eficiente, no degrade demasiado la batería, sea lo suficientemente rápida y no genere mucho calor. Visita este artículo para más información.

Qué interviene en la carga de un dispositivo

Cuando cargamos un dispositivo, hay varios elementos a tener en cuenta. Por un lado está la batería propiamente, luego los sensores de carga de la batería, el controlador de carga y el sistema operativo, que también controla el proceso para hacerlo eficiente. A parte, los cables y adaptadores llevan chips de control de carga y elementos de protección del dispositivo.

Por qué son importantes los cables

Si solo fuera un cable, poco importaría cual compráramos, al final todo se reduciría al aspecto externo. Pero no es solo un cable, es mucho más. Los cables contienen microchips que se encargan, entre otros, del control del voltaje.

Interior de un cable Lightening.
Interior de un cable Lightening con los chips de control del cable.

Qué puede ir mal durante una carga

La principal fuente de fallos durante la carga viene por parte de la electricidad suministrada. La electricidad que llega a nuestros hogares debe cumplir unos estándares de voltaje y amperaje, entre otros, para poder ser utilizable. No es habitual, pero un fallo en la red de distribución o en la instalación interna podría ocasionar una subida de tensión (voltaje) con horribles consecuencias para los dispositivos. Esta probabilidad se hace mucho más alta en trenes o aviones, donde la electricidad tiene otros estándares, o bien durante una tormenta.

Por qué es mejor el cable oficial

En el apartado anterior se entrevé que cargar un dispositivo puede ser un poco más peligroso de lo que parece. Si algo va mal en el suministro eléctrico, por el motivo que sea, existen varias medidas de protección que salen a efecto, entre otros están los magnetotérmicos de nuestra casa. Si estos fallan, los cargadores, cables, y chips de potencia de nuestro dispositivo son su última linea de defensa (en ese orden). Cada uno de ellos se sacrificaría para proteger el dispositivo.

Qué es el MFI

Si, por el motivo que sea, no deseamos comprar un cable oficial, por lo menos busquemos la certificación MFI (Made for iPhone, es decir, hecho para el iPhone). Se trata de una certificación de calidad que Apple otorga a los fabricantes después de testar los accesorios para asegurarse de que cumplen con los estándares de calidad mínimos para no dañar los dispositivos con el uso.

Etiqueta de Made for iPhone.

Mis recomendaciones personales

Dicho todo esto, basado en mi experiencia personal puedo hacer una serie de recomendaciones. Siempre que nos sea posible:

  • Compremos cables oficiales de Apple.
  • Nunca carguemos un dispositivo durante una tormenta.
  • Nunca carguemos nuestro dispositivo en un tren, avión, barco…
  • En aeropuertos o centros comerciales a veces se ofrecen puntos de carga ya listos con el adaptador que encaja con nuestro dispositivo. Nunca los usemos. Si necesitamos cargar vayamos directos a la pared, sin intermediarios.