Cómo cuidar de nuestra batería (Parte 1)

Las baterías son probablemente uno de los elementos que necesita más cuidado por nuestra parte. O al menos el mito popular así lo cree.

Es cierto que son el único «bien consumible» dentro de nuestros dispositivos, pero también es cierto que con el tiempo la tecnología ha evolucionado lo suficiente como para que el cuidado que tenemos que tener sea mínimo.

Qué es una batería

Una batería es un elemento que permite almacenar carga eléctrica. En el interior de una batería encontramos unos elementos químicos que son capaces de retener la electricidad que hacemos fluir cuando cargamos el teléfono y, luego, dejarla salir lentamente a medida que los componentes requieren la electricidad para su funcionamiento.

Cuando en el párrafo de arriba hablo de «bien consumible», hablo de un elemento que se desgasta con el tiempo. Algo que en su uso normal, el uso por el que está diseñado, se irá degradando y perdiendo facultades. Es normal que a un teléfono de 3 años le dure menos la batería que a un teléfono nuevo. Para nada significa que hayamos hecho algo mal, es totalmente inevitable. Aunque lo hubiéramos dejado en su caja sin usar durante estos 3 años, el efecto sería el mismo.

La batería de iones de litio de Apple se carga muy rápido hasta alcanzar el 80 % y después pasa al modo de carga lenta. Nosotros podemos tener prisa en cargar la batería, pero para ella, cuanto más lentamente se cargue mejor. Al hacerlo así luego podrá aguantar más horas y además tener un desgaste menor durante la carga.

Tengamos siempre el software actualizado

Las actualizaciones de software suelen incluir mejoras en el manejo de la batería y optimizaciones para reducir el consumo y ser más eficientes. Así que actualicemos siempre nuestros dispositivos. Visita este artículo para más información.

Evitemos las temperaturas extremas

Los dispositivos están diseñados para funcionar bien en un amplio rango de temperaturas, pero la ideal es entre 16 y 22 °C.

La temperatura aceptable para usar nuestro iPhone, iPad, iPod y Apple Watch es entre 0 y 35 ºC. La temperatura de almacenamiento está entre -20 y 45 ºC.

La temperatura aceptable para usar nuestro MacBook es entre 10 y 35 °C. La temperatura de almacenamiento: entre -20 y 45 ºC.

Pueden pasar dos cosas. Si el dispositivo está en un entorno más frío del que debe, la capacidad de la batería decae, pero solo de forma temporal, no hay daños irreversibles. Si el dispositivo está en un entorno más caliente del recomendado, los daños son permanentes y graves.

Por favor, nunca dejemos un dispositivo al sol. Y aún más importante, nunca dejemos dispositivos dentro de un coche al sol en verano. ¡Nunca, nunca, nunca! Ya hay casos de coches incendiados por esta clase de descuidos.

Según qué funda usemos, mejor quítala para cargar

Al cargar el dispositivo, con determinadas fundas puestas puede generarse un exceso de temperatura que afecte a la capacidad de la batería. Si notamos que nuestro dispositivo se calienta mucho al cargarlo, quitemos la funda.

Si lo vamos a tener guardado mucho tiempo, apaguémoslo con media carga

Si tenemos que guardar nuestro dispositivo durante mucho tiempo, el cuidado de la batería dependerá de dos factores: la temperatura ambiente y el porcentaje de carga de la batería en el momento de apagarlo. Por tanto, te recomiendo los siguientes pasos:

  1. El dispositivo nunca tiene que estar ni descargado ni cargado del todo. Guardémoslo con media carga (al 50%, más o menos). Si lo guardamos con la batería totalmente agotada, esta podría entrar en un estado de descarga total, lo que haría imposible recargarlo. Y si lo guardaramos completamente cargado durante mucho tiempo, la batería pierde capacidad.
  2. Apagamos el dispositivo para que la batería no siga consumiéndose.
  3. Lo guardamos en un lugar fresco y seco, a una temperatura inferior a 32° C.

Si el tiempo de almacenamiento es muy largo, carguémosla hasta la mitad cada seis meses. Es posible que al volver a encender el dispositivo la batería esté muy baja. Puede que tengamos que cargarlo al menos 20 minutos antes de usarlo de nuevo.

Agota la batería una vez al mes

Podemos cargar la batería de nuestros dispositivos siempre que queramos, no hace falta esperar a que esté descargada. El desgaste será idéntico. Sin embargo, si que existen dos ventajas en dejar que las baterías se descarguen completamente al menos una vez al mes. La primera ventaja es que al quedar totalmente vacía, cuando luego la llenamos hasta el 100%, el sistema puede recalibrar la capacidad de carga de que dispone y ser más eficiente. La segunda es que renovar toda la carga de vez en cuando es bueno para los químicos de la batería, de lo contrario se «acostumbran» a un estado de «siempre cargados» que no es beneficioso.

Usa accesorios originales

Los cargadores y cables que vienen con nuestros dispositivos están especialmente diseñados para su labor. A veces, cuando tenemos que comprar un nuevo cable de carga o adaptador nos pica la curiosidad: ¿Por qué hay algunos mucho más baratos que los originales? La respuesta es simple, porque los originales llevan en su interior tecnología de control de la corriente y medidas de protección del dispositivo que aumentan el coste y, por supuesto, la calidad.

Si la buena conservación de nuestro dispositivo nos importa, es mejor usar siempre cables y cargadores originales.