Cómo instalar Windows en nuestro Mac con Boot Camp

Boot Camp es un servicio que viene incluido en todos los Mac. Con él podemos instalar Windows en nuestro ordenador y usarlo alternativamente a macOS. Esto nos permite ejecutar aplicaciones que solo están disponibles para windows.

Antes de empezar

Vamos a asegurarnos de tener todo lo necesario:

  • Espacio suficiente en el disco para la partición de Boot Camp. El tamaño mínimo es de 64 GB, aunque es muy recomendable hacerla al menos de 128 GB.
  • Una unidad USB vacía de 16 GB o más. (Si nuestro ordenador es posterior a 2015 este ítem no es necesario).

¿Nuestro Mac es compatible con Windows 10?

La mayoría de modelos Mac admiten la instalación con Boot Camp de la versión de 64 bits de Windows 10 Home o Pro.

Para saber qué Mac tenemos, debemos dirigirnos al menú «Apple», la manzana en la parte superior izquierda de la pantalla, y elegir «Acerca de este Mac».

Todos los ordenadores posteriores a 2012 soportan Boot Camp, excepto el Mac Pro que tiene que ser posterior a 2013.

Vamos a descargar Windows

Necesitamos una imagen de disco (un archivo .ISO) de Microsoft Windows en su versión de 64 bits.

Lo más fácil es descargarla de su página web. Recordemos que se trata de un sistema operativo comercial que requiere de un número de activación que tenemos que comprar.

El Asistente BootCamp

El Asistente Boot Camp nos guiará a través del proceso de instalación de Windows en nuestro Mac:

  • Abrimos la app en la carpeta Utilidades, dentro de la carpeta Aplicaciones.
  • Seguimos las instrucciones que aparecen en pantalla para crear una partición en el disco de arranque y descargar los drivers de software necesarios para Windows.
  • Si se nos pide durante la instalación, conectamos una unidad USB.

Formateando para Windows (Opcional)

Después de completar los pasos con Boot Camp, nuestro Mac se reiniciará automáticamente. Si se nos pregunta dónde queremos instalar Windows, debemos elegir la partición BOOTCAMP y hacer click en «Formatear».

Instalando Windows

Lo mejor es que desconectemos todos los dispositivos externos, como monitores y discos, que no sean necesarios durante la instalación.

A continuación, seguimos las instrucciones que aparecen en pantalla para instalar Windows. Básicamente elegir idioma, nombre de usuario, contraseña…

Una vez completada la instalación, el Mac arranca en Windows e inicia automáticamente un instalador para el software de compatibilidad con Windows. Esto permite a Windows funcionar de manera más eficiente en nuestro Mac.

Si no aparece automáticamente la pantalla “Instalador de Boot Camp”, puedes instalarlo manualmente escribiendo «D:\BootCamp\setup.exe» en la línea de comandos.

Cómo cambio de Windows a Mac

A partir de ahora nuestro Mac se encenderá automáticamente en Windows. Para elegir qué sistema queremos iniciar debemos aguantar la tecla «Opción» después de encender el Mac hasta que veamos un menú donde elegir.

Para configurar con qué sistema operativo queremos que el Mac se inicie de manera predefinida vamos a «Preferencias del Sistema», entramos en «Disco de arranque» y, tras desbloquear el candado con nuestra contraseña, tocamos el disco que deseamos.

Panel del Disco de arranque en macOS

Si tienes dudas sobre alguna parte del proceso, por favor, deja un comentario y las aclaramos.