Cómo Siri identifica las llamadas

Algunas veces, cuando nos llama un número de teléfono que no tenemos en nuestros contactos aparece debajo un pequeño rótulo que nos indica quién podría ser.

¿Por qué ocurre esto? ¿Y cómo? Veámoslo.

Como ya expliqué en este artículo, Siri es mucho más que un asistente: se ocupa de muchas tareas dentro de nuestros dispositivos y, una de ellas, es la identificación de llamadas.

De dónde extrae Siri la información

La información que Siri tiene disponible para llevar a cabo este cometido proviene de diversas fuentes. Siri recopila información de contactos en los correos electrónicos, en los mensajes, en los eventos de calendario, en los recordatorios…

Cuando encuentra alguna correlación, la reconoce. Por ejemplo, si alguien llamado Olga Vila nos envía un correo y nos explica esto y aquello y nos pide que le llamemos a su oficina y nos envía el número de teléfono, Siri se da cuenta de ello.

Cuando Olga nos llame, a pesar de no tener su contacto guardado, Siri sugiere que podría ser Olga y nos lo comunica. Cuando entra dicha llamada, abajo hay un texto que dice: «Podría ser: …»

Esta sugerencia queda también reflejada en el historial de llamadas, como podemos ver en la imagen siguiente.

Historial de llamadas

¿Y mi privacidad?

Es muy importante saber que Siri trabaja de manera local en nuestro dispositivo. Es decir, la información recopilada nos pertenece y no puede ser accedida por nadie. En las propias palabras de Apple:

Hemos diseñado Siri para que aprenda todo lo posible sin conexión, directamente en tu dispositivo. Tu información personal no se recopila para venderse a anunciantes ni otras empresas, porque las búsquedas y las peticiones no se asocian a ti. Y con el cifrado punto a punto, nadie puede acceder a los datos que se sincronizan entre tus dispositivos. Ni siquiera Apple.