Algunos detalles sobre el iPhone XR

Hace ya varios días Apple presentó el nuevo iPhone XR, pero ha sido recientemente que ha empezado a llegar a los nuevos usuarios.

Se trata de un gran iPhone, sin duda, pero tiene algunas diferencias con el modelo XS.

Algunas son muy obvias, como la cámara, pero otras, pasan desapercibidas hasta que lo pruebas en primera persona.

Veamos algunos de estos detalles.

El iPhone XR es una opción excelente para todos aquellos que ahora mismo estén usando un teléfono previo al iPhone X. Usa el mismo procesador A12 que el iPhone XS, con la misma cámara mejorada y con FaceID, lo que permite una pantalla sin marcos.

Sin embargo, hay algunos cambios a tener en cuenta.

Pantalla LCD

Las pantallas LCD tienen sus ventajas. Sin contar la diferencia de precio. Es más brillante y, en general, consume menos batería.

Sin embargo, las pantallas LCD están retroiluminadas y esto causa que los negros en realidad no lo sean. Esto se nota mucho sobretodo en ambientes con poca luz y, aún más, si no miramos el dispositivo de manera frontal.

Aunque la pantalla del iPhone XR soporta la misma resolución de colores que el XS, los colores son menos llamativos que en una pantalla OLED.

Pantalla retina de 326 ppp

A partir de 326 ppp (pixeles por pulgada) se considera a una pantalla “Retina». Esta es la denominación que Apple usa para referirse a una pantalla en la que el ojo humano es incapaz de diferenciar los pixeles.

Aunque con esta densidad es más que suficiente, los modelos como el iPhone XS tienen 458 ppp. Algo de lo que, de hecho, Phil Schiller ya habló; en sus propias palabras:

Cuando el ojo humano no puede distinguir los pixeles al mirar a una pantalla, llega un punto en que los números pierden toda importancia.

Sin 3D Touch

El 3D Touch es, probablemente, una de las funciones más útiles y, al mismo tiempo, desconocidas de los iPhones. Le permite al teléfono saber diferenciar entre un toque o una presión sobre la pantalla y responder de manera distinta.

He descubierto que muchas personas incluso desconocen que su iPhone tiene esta función, probablemente por esto a Apple le ha parecido bien retirarlo del nuevo iPhone XR. El 3D Touch ha quedado substituido por el Haptic Touch, donde el iPhone detecta la presión gracias a medir el tiempo que nos lleva dar un toque y la superficie que ocupamos en la pantalla al hacerlo (ya que el dedo se aplana al apretar). Al detectar un toque con presión, nos da una pequeña vibración háptica como respuesta, de ahí el nombre.

Aunque a simple vista puede parecer la solución barata al 3D Touch, el cual mide la deformación de la pantalla cuando la apretamos, es muy probable que esta función llegue para quedarse. En mi opinión, el Haptic Touch llegará a los iPad, donde por tamaño de pantalla no es posible implementar un 3D Touch. Además, su retirada permite pantallas más finas.

Notablemente más grueso

Algo que llama la atención nada más coger un iPhone XR es su grosor. Es bastante grueso para lo que son los estándares de Apple. Es prácticamente un milímetro más grueso que el iPhone X y XS.

Bordes

Otra diferencia física que se nota rápidamente es que los bordes que rodean la pantalla son más gruesos que en el iPhone X y XS. Mientras en el XR son de prácticamente 4mm, en el iPhone XS o X se reducen a 2mm.

Sin camera dual

El iPhone XR tiene una sola cámara en la parte trasera. A diferencia de los iPhone X, XS y XS Max que montan un sistema de dos cámaras.

La distribución de dos cámaras con dos distancias focales distintas permite tomar fotos con un zoom de mayor calidad y, además, medir la distancia física entre la cámara y un objeto (dos puntos de vista permiten percibir la profundidad, igual que con nuestros ojos).

Esta medición de profundidad es fundamental para tomar los retratos, donde el fondo queda difuminado y hace que el sujeto de la foto resalte. Para imitar este efecto, el iPhone XR tira de la fuerza de su procesador y de inteligencia artificial para reconocer la cara y difuminar el fondo.

Cristal trasero menos resistente

La parte trasera del iPhone XS tiene uno de los cristales más resistentes jamás vistos en un teléfono. El iPhone XR tiene un cristal similar pero que no exhibe la resistencia de su hermano mayor.

Perimetro de Aluminio

Algo que se agradece mucho en los iPhones X y XS es que se adhieren muy bien a la mano. Gracias a la parte trasera de cristal y, sobretodo, a los laterales de acero.

El iPhone XR tiene el perímetro de aluminio, que es bastante más resbaladizo en las manos.

Sin fundas oficiales

Al menos por ahora, falta que Apple presente fundas para el iPhone XR. Como ya expliqué en su momento, se esperan unas fundas transparentes, pero otras opciones también serán bienvenidas. Habrá que ver cuándo Apple las hace disponibles.

Menos resistencia al agua

Con el iPhone XS, Apple mejoró la resistencia al agua al estándar IP68, lo que significa que pueden estar sumergidos a dos metros de profundidad durante un máximo de 30 minutos. El iPhone anterior, el X, solo tiene protección IP67, que le permite estar sumergido 30 minutos a un máximo de un metro de profundidad. El iPhone XR está en la misma categoría que el iPhone X. Algo que si bien se agradece, no da tanta tranquilidad como en el iPhone XS.