Tim Cook pide a Bloomberg que se retracte de la historia de los chips chinos

Por primera vez desde que Bloomberg publicó una historia muy controvertida que sugería que los espías chinos habían plantado microchips en las placas base de los servidores de Supermicro que Apple utilizaba en sus instalaciones de iCloud, el director ejecutivo de Apple, Tim Cook, ha dicho que niega vehementemente las afirmaciones.

Desde que el informe salió a la luz a principios de este mes, Apple ha refutado las afirmaciones de Bloomberg en múltiples declaraciones, claramente redactadas, en las que se niega que se haya producido un incidente de este tipo. Apple sostiene que la historia es «completamente falsa», que nunca se encontraron chips maliciosos en sus servidores y que nunca hubo una investigación del FBI sobre el incidente.

En palabras de Tim Cook:

«Pusimos la compañía patas arriba», dijo Cook. «Búsquedas de correos electrónicos, registros de centros de datos, registros financieros, registros de envíos. Realmente nos esforzamos en hacer un análisis forense de la compañía, ahondando en lo más profundo, y todas las veces hemos llegado a la misma conclusión: esto no sucedió. No hay nada de cierto en esta historia.»

Junto con las múltiples negaciones de Apple, incluyendo una al Congreso, varias otras fuentes y agencias gubernamentales han apoyado las afirmaciones de Apple de que la información compartida en la historia de Bloomberg es falsa. La Agencia de Seguridad Cibernética del Reino Unido, el Departamento de Seguridad Nacional, el ex asesor general del FBI, James Baker, y el asesor principal de la NSA, Rob Joyce, han cuestionado la veracidad de las afirmaciones de Bloomberg y han negado tener conocimiento de tal investigación.

Bloomberg ha seguido manteniendo su informe original, el cual, basado en información obtenida de 17 fuentes anónimas, dijo que Apple, Amazon y otras compañías de tecnología habían comprado e instalado servidores Supermicro que habían sido manipulados por el gobierno chino. Según el informe, se implantaron pequeños chips en las placas base de los servidores, lo que permitió a China acceder a los secretos corporativos y a otra información.

«La investigación de Bloomberg Businessweek es el resultado de más de un año de reportaje, durante el cual realizamos más de 100 entrevistas», dijo un portavoz a BuzzFeed News en respuesta a una serie de preguntas. «Diecisiete fuentes individuales, incluyendo funcionarios del gobierno y personal interno de las compañías, confirmaron la manipulación del hardware y otros elementos de los ataques. También publicamos las declaraciones completas de tres empresas, así como una declaración del Ministerio de Asuntos Exteriores de China. Nos mantenemos fieles a nuestra historia y confiamos en nuestros informes y fuentes».

Según el CEO de Apple, Tim Cook, aunque solo ha hablado públicamente sobre la historia de Bloomberg esta semana, ha estado involucrado en la respuesta de Apple «desde el principio».

Cook explica que Bloomberg no proporcionó a Apple detalles específicos sobre los chips maliciosos que supuestamente la compañía encontró y eliminó, y que las afirmaciones de Bloomberg se basan en «vagas historias de segunda mano». Cook le dijo a BuzzFeed que Apple hizo una búsqueda profunda a través de toda su documentación y pudo encontrar cero evidencias de chips maliciosos o una investigación del FBI.

Apple nunca antes ha pedido públicamente la retractación de una historia, incluso en los casos en que se ha publicado información incorrecta. Después de la entrevista de Cook con BuzzFeed, este ultimo volvió a contactar con Bloomberg, y Bloomberg se negó, una vez más, a ceder.